Despliega el menú
Sociedad

Entrada triunfal para derrochar estilo y creatividad

La entrada es un emotivo momento en el que no puede faltar el toque original: el vehículo en el que llegue él, ella o ambos hasta la ceremonia.

Lo más importante es que los novios se sientan cómodos durante la llegada.
Lo más importante es que los novios se sientan cómodos durante la llegada.

Los códigos nupciales se han desdibujado en los últimos años y cada pareja explota al máximo su creatividad para conseguir que su gran día sea inolvidable para todos los presentes. Así, la entrada triunfal en el lugar escogido para la ceremonia ya no suele venir acompañada de un coche decorado del que baje la novia acompañada de su padre, mientras los invitados y su futuro marido esperan con emoción contenida al otro lado de la puerta.

Ahora, los novios prefieren hacer este paseo juntos, y acompañados de todos sus seres queridos, para que den con ellos los primeros pasos hasta el escenario donde van a sellar su compromiso. Música, confeti o, incluso, un ‘flashmob’ muy ensayado son algunas de las opciones que muchos barajan para su entrada estelar; un emotivo momento, compartido con todos, en el que no puede faltar el toque original: el vehículo en el que llegue él, ella o ambos hasta la ceremonia.

A pie, en carruaje o sobre ruedas (da igual cuántas), los novios pueden elegir numerosas opciones para impresionar –o divertir– a sus invitados, aunque siempre sin olvidar que lo más importante es que los auténticos protagonistas disfruten de esta especial llegada.

En Vespa ‘vintage’ y sidecar. Las motos ‘vintage’ con sidecar, además de ser muy vistosas, permiten a los novios hacer una entrada y salida divertida. Cabe destacar que resultan más económicas que un vehículo de cuatro ruedas y que son ideales para novias con pantalones o vestidos de corte ‘midi’ que van a lucir peinados naturales con melena suelta, pues el casco también es obligatorio en el gran día.Bicicleta con cesta incluida. No todas las bodas suceden en la ciudad: muchas parejas prefieren hacer una celebración campestre y natural, lejos de escenarios ostentosos y recargados. Para estos casos, las bicicletas antiguas son perfectas, ya que aportan un toque desenfadado, ecológico y juvenil. Eso sí, ¡solo conviene decantarse por ellas si la distancia a recorrer no es muy larga!Una caravana para toda la familia. Las bodas no son solo cosa de dos: todos los participantes aportan anécdotas imprescindibles para una jornada mágica y memorable. Por eso, son muchos los novios que prefieren que los más cercanos, ya sean familiares o amigos, les acompañen hasta el lugar de la boda, pues, no solo les ayudarán a calmar los nervios previos al ‘sí, quiero’, podrán hacer vídeos y fotos únicas del viaje hasta la ceremonia. Además, ¿a quién no le gusta posar delante de una caravana retro durante una boda?Una carroza, al estilo ‘royal’. No será el medio de transporte más moderno, pero una carroza tirada de caballos es perfecta para los novios que quieren sentirse como la realeza. Aunque a muchos pueda parecerles hortera esta opción si se usa en la ciudad, en bodas en el pueblo tienen gran utilidad, pues es más sostenible, los animales no sufren los estragos del ruido de la urbe y, además, quedan unas fotos preciosas.El coche clásico, que no falte. Si bien es cierto que no es la opción más creativa y original, el coche clásico no pas a de moda y sigue siendo uno de los vehículos favoritos de los novios más tradicionales. Con él, da igual la época que se celebre la boda, el tipo de ceremonia o el lugar, pues siempre ayuda a generar expectación y a aportar un toque romántico, sobre todo si se trata de algún modelo de colección de los años 40 o 50. Elegancia y comodidad no están reñidos con la opción más clásica, pero también más segura.Más información en 'Suenan campanas', la guía de bodas de HERALDO

Etiquetas
    Comentarios