Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Opinión

La trampa de la amplificación

Determinadas estrategias de las tecnologías de la información y de la comunicación están reconfigurando nuestra sociedad y pueden generar nuevas herramientas de discriminación que dañan a las personas y las comunidades.

La trampa de la amplificaciónHeraldo.es

El pasado mes de mayo, el Instituto de Investigación Data & Society de Nueva York publicó el informe elaborado por Whitney Phillips ‘El oxígeno de la amplificación: buenas prácticas para informar sobre extremistas, antagonistas y manipuladores online’. Es un documento que merece la pena, tanto para el ciudadano de a pie como para periodistas profesionales. Al igual que también es interesante conocer el resto de trabajos de esta entidad. Data & Society es un instituto independiente, sin ánimo de lucro, que desde su fundación en marzo de 2014, ha producido una serie de informes y líneas de investigación que aportan información y reflexión de calidad. Como dicen de sí mismos, se centran en el estudio de los problemas sociales y culturales que emergen del desarrollo de las tecnologías automatizadas centradas en los datos. O lo que es equivalente, de los algoritmos, del big data y de las redes sociales en el contexto global de internet y la ‘www’.

Data & Society ha sido capaz de investigar de manera interdisciplinaria, mediante un modelo vertebrado por temas transversales y complejos. Y han elegido tres pilares: la automatización, la responsabilidad y los valores. Son conscientes de las repercusiones que tienen en la sociedad los procesos automatizados, que van desde la manipulación mediante algoritmos hasta el provecho social que se puede obtener de la inteligencia artificial. Pero también lanzan preguntas clave sobre quiénes son y quién(es) debe(n) ser responsable(s) de estos procesos. E incluso más, cómo se gobiernan y cuanto poder adquieren mediante esos procedimientos tecnológicos –aparentemente inocuos y matemáticamente elaborados– quienes los controlan y diseñan. Porque no es algo neutral.

Por eso, consideran los valores y se posicionan con claridad: "La preocupación por lo que es ético, justo y apropiado influye en cómo nuestros diferentes esfuerzos de investigación abordan las compensaciones, los valores conflictivos y las implicaciones sociales. En particular, muchas iniciativas se centran en la privacidad, la justicia social, la equidad y la imparcialidad". Saben que de la mano de las tecnologías de la información y de la comunicación se han conseguido innovaciones disruptivas que han transformado y están transformando nuestra vida cotidiana. Pero también saben que hay estrategias ‘sociotécnicas’ que modelan el sistema social y los usos sociales. Recalcan que "estas cuestiones que están reconfigurando la sociedad –permitiendo nuevos modos de interacción, nuevas oportunidades de conocimiento y paradigmas comerciales disruptivos– pueden ser objeto de abuso para invadir la privacidad de las personas, proporcionar nuevas herramientas de discriminación, dañando a las personas y las comunidades". Es un propósito loable y del que conviene aprender. Han sido capaces de crear un entorno colaborativo y multidisciplinar desde el que pensar y trabajar problemas que afectan a la sociedad de nuestro tiempo. Como la cuestión de la ‘amplificación’, central en el estudio de Whitney Phillips. Es una joven doctora a la que se podría describir como una ‘etnógrafa’ de los medios digitales. Ella se ha dedicado algo más de una década a estudiar los ‘trolls’, el odio, la misoginia y las pautas sociales en la red pero, sobre todo, a investigar el papel del periodismo en este contexto digital producido por internet y las redes sociales.

En el informe sobre la amplificación ha partido de cincuenta entrevistas en profundidad a periodistas y actores relevantes en los medios, para mostrar «cómo los medios de comunicación fueron secuestrados de 2016 a 2018 para amplificar los mensajes de los grupos de odio». A partir de ese trabajo muestra cómo muchos de estos profesionales de la comunicación cayeron en la trampa de la amplificación, propagando mensajes e ideologías que no comparten. Estamos en un ecosistema de información distinto al tradicional. Y eso hay que aprender a dominarlo. En esas están. Su ‘Iniciativa de estudio de la manipulación en los medios’, promete traer más e interesantes aportaciones… De las que se puede aprender, también aquí, donde nos tienen fritos con lazos amarillos y otras cortinas de humo.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo