Despliega el menú
Sociedad

Polémica entre Israel y Holanda por una parodia de la canción que ganó Eurovisión

La emisora pública BNN-Vara aseguró que la sátira cuestiona la política del país, pero no es "en absoluto" una acusación contra la comunidad judía.

La cantante israelí Netta es, de momento, la gran revelación del Festival de Eurovisión.
La israelí Netta sigue como favorita al triunfo en Eurovisión a un mes del festival
Efe

La Embajada israelí en Holanda y el centro de documentación e información de Israel (CIDI) subrayaron este miércoles su descontento por el supuesto "antisemitismo" de una sátira de la canción ganadora de Eurovisión realizada por una televisión holandesa, crítica con las políticas israelíes en Palestina.

El CIDI consideró "insustancial y sin fundamento" la parodia holandesa de 'Toy', la canción israelí ganadora de Eurovisión este año, y publicó en Twitter una imagen en la que hacía comentarios a bolígrafo debajo de la letra satírica para señalar que esta es "antisemita".

La parodia, interpretada por la holandesa Martine Sandifort, comienza con la imitación del pollo que caracteriza la actuación de la cantante israelí Netta pero incluye de fondo imágenes de las protestas en Gaza.

El embajador israelí en Hllanda, Aviv Shir-On, consideró el contenido de la canción "duro y ofensivo" y añadió que el programa "incluye estereotipos antisemitas como bromas".

La embajada israelí incluso envió una queja oficial al programa de televisión que presenta una famosa comediante holandesa, Sanne Willis de Vries, y acusó a la emisora pública BNN-Vara de "antisemitismo", según confirmó el propio canal.

"La canción de Israel, ganadora del festival, coincidió con el creciente conflicto en la Franja de Gaza. La parodia cuestiona la política de Israel y no es en absoluto una acusación contra la comunidad judía", respondió la emisora en un comunicado.

Añadió que el show televisivo "presenta de manera satírica" los eventos de la semana pasada en la frontera israelí con Gaza, donde decenas de manifestantes palestinos murieron por disparos del Ejército israelí, 60 de ellos el 14 de mayo, día en que se trasladó la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

Etiquetas
Comentarios