Despliega el menú
Sociedad

Dos modelos desvelan las 'trampas' de Photoshop

Diana Sirokai y Callie Thorpe muestran una foto real de ambas y la misma retocada, para demostrar hasta qué punto puede cambiarse una imagen.

Diana Sirokai y Callie Thorpe, en su versión photoshopeada.
Diana Sirokai y Callie Thorpe, en su versión photoshopeada.
Karizza

Diana Sirokai y Callie Thorpe son modelos. Sus cuentas de Instagram acumulan miles de seguidores (medio millón, en el caso de Sirokai, y 178.000, en el de Thorpe) y son habituales en muchas publicaciones de moda. Pero no son modelos convencionales. Pertenecen al universo de las 'plus size', es decir, de las chicas de talla grande, que poco a poco van ganado espacio en las revistas especializadas y que están dispuestas a demostrar que hay vida -y atractivo- más allá de la talla 38.

En esta batalla, ambas se han convertido en conejillos de indias de un 'experimento', para demostrar a sus seguidores las trampas que inundan las publicaciones especializadas. Así, pidieron a una amiga fotógrafa que retocase -mucho- una foto de ambas y han colgado las dos imágenes en la red social.

Modelos y photoshop

El resultado es perturbador. Las mujeres de la foto retocada -la que aparece el inicio de esta información- son completamente distintas a la de la original. Cambian sus cuerpos, que se ven esbeltos y firmes; cambia la textura de su piel, de la que ha desaparecido la celulitis; cambian sus rostros, mucho más afilados y sin arrugas. 

Y lo peor es que solo un experto profesional de la fotografía sería capaz de detectar los cambios. Para un espectador normal, la foto parece una perfecta captura de la realidad, cuando es todo lo contrario.

"Callie Thorpe y yo pedimos a nuestra fotógrafa @photo_karizza que nos hiciera Photoshop. Tenemos que decir que estamos increíbles en ambas fotos. El propósito era enseñaros cómo las revistas y los medios de comunicación editan a diferentes niveles. Modelos y famosas no siempre se parecen a cómo son en realidad. Vivimos en un mundo de falsedades y es hora de volver a la realidad", asegura Sirokai en su cuenta de Instagram.

Thorpe, por su parte, cree que "es normal que las mujeres estén cargadas de inseguridades". "Durante años hemos sido bombardeadas con imágenes perfectamente tratadas y alteradas en los medios de comunicación. Las fotos retocadas tienen su sitio en la industria de la moda, pero queríamos demostrar hasta qué punto se puede llegar en la edición de una foto"

"Creo que Diana Sirokai y yo somos perfectas tal como somos, dos amigas sonriendo para una foto. Queremos enseñar a las mujeres que está bien parecer 'normal', tener celulitis, estrías y barrigas que no son planas ni están tonificadas. Se feliz con quien tú eres y en tu propia piel", añade la modelo.

El combo de ambas imágenes acumula más 16.000 'me gusta' en las cuentas de ambas y cientos de comentarios que alaban su valentía y su belleza, con o sin photoshop.

En España, además, su 'juego' con la foto retocada coincide con una iniciativa lanzada por Ciudadanos para exigir que los anuncios en los que se hayan editado las imágenes incluyan una advertencia avisando de los cambios. Desde C's aseguran que la medida ayudaría a luchar contra los transtornos alimenticios que sufren tantas adolescentes.

Etiquetas
Comentarios