Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Vuelta al Molino Cerler desde Benasque

La Vuelta al Molino Cerler es una de las carreras del Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets y es también un recorrido senderista que parte de Benasque.

Panorámica de Benasque.
Panorámica de Benasque.
Prames

La Vuelta al Molino Cerler puede realizarse como una ruta senderista circular de baja dificultad, de 12,5 km y 460 m de desnivel positivo acumulado, que podremos realizar en 4 horas (sin paradas). En todo el recorrido haremos unos 6,7 km de senderos, 2 km de pistas y algo menos de 4 km de tramos asfaltados.

Desde la avenida de los Tilos de Benasque caminamos en dirección sur hacia la rotonda que hay a la entrada viniendo desde Castejón. Seguimos por la avenida de Francia hasta abandonar la población y, enseguida, cruzamos el Ésera por un puente para volver por su margen derecha hacia Benasque. Este bucle alrededor de Benasque forma parte del recorrido de la carrera. Podemos hacerlo o bien cruzar la carretera a la entrada de Benasque y seguir por la margen derecha en paralelo al Ésera, río abajo, por pista asfaltada dejando atrás la población.

Tras 1,5 km siguiendo el curso del Ésera llegamos hasta un puente a la altura del pueblo de Anciles, que veremos en lo alto. Lo cruzamos y continuamos río abajo por la margen izquierda hasta la cercana urbanización de Linsoles, que atravesamos por su calle principal para salir siguiendo las marcas del sendero PR-HU 33 en dirección a Anciles.

Anciles (1.111 m) es una población que conserva todo el sabor medieval de sus orígenes, con sus calles y casas empedradas, tejados de pizarra y casonas de los siglos XVI y XVIII. Pertenece al municipio de Benasque al igual que Cerler, nuestro próximo destino. Junto al cementerio de Anciles se inicia la subida más fuerte de toda la ruta. La pendiente viene compensada por el húmedo bosque de robles, avellanos y fresnos que nos rodea. Continuamos sobre el trazado del sendero PR-HU 33 y, tras cruzar el barranco Remascaró, llegamos al Molino de Cerler (1.510 m), nombre que recibe la base de la estación invernal de Aramón Cerler. Finaliza así la subida para iniciarse el tramo de bajada, que haremos por el camino viejo que enlazaba Benasque con Cerler, sobre el trazado de los senderos PR-HU 27 y 28.

Es una bajada en pendiente pronunciada que luego se va suavizando y que atraviesa el frondoso bosque de Es Felegás, donde son numerosos los avellanos, los robles, los álamos temblones y el boj. Pronto dejamos a la derecha el cruce que sube hasta el pueblo de Cerler, y continuamos por el trazado del PR-HU 27, que enlaza luego con el del PR-HU 28 y sigue por la umbría hasta salir a una zona de prados en la que la pendiente es ya más suave. El sendero pasa por encima del pabellón polideportivo de Benasque y sigue hacia las escuelas, pero nosotros bajamos al pabellón. Desde allí, tomamos la calle de enfrente hasta la avenida de Francia, para cruzarla y adentrarnos en el casco antiguo de Benasque, pasando por el ayuntamiento y la calle Horno para retornar al punto de salida en la avenida de los Tilos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión