Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Las niñas y las Ciencias. ¿Qué nos dice Pisa?

"Las biomédicas son más aplicadas a la sociedad", "hay que ser muy brillante para las ciencias", "los trabajos tecnológicos son más solitarios", "no se conocen modelos profesionales en ciencia y tecnología"... Existen diversas propuestas para explicar la desafección de las mujeres por los estudios del ámbito científico-tecnológico. Sin embargo, también se puede estudiar este fenómeno desde el punto de vista de la autopercepción personal de cada alumno en las etapas iniciales de la educación primaria y secundaria.

Los talleres de 'Una ingeniera en cada cole' llegan a primaria
Los talleres de 'Una ingeniera en cada cole' llegan a primaria
Carlos Muñoz

¿Qué interesa a los alumnos? ¿Cuál es su percepción personal? Ahí es donde aparecen los resultados más interesantes del Informe Pisa en relación con las Ciencias. En general, para la elección de estudios posobligatorios en Ciencias y para las expectativas laborales, es más importante la confianza en la realización de tareas específicas y la percepción de su propia capacidad que las calificaciones que hayan obtenido. Esta correlación es especialmente significativa para las chicas.

datos pisa

En general, los chicos se perciben más capaces que las chicas en Ciencias: tienen menos miedo a fallar y más confianza en el método de prueba y error. Los datos indican que las chicas temen las evaluaciones negativas, quieren cumplir expectativas y son más modestas.

datos pisa

Además, existe una correlación directa entre la autopercepción en Ciencias y la que se posee en Matemáticas. Pisa es capaz de medir el grado de "ansiedad frente a las Matemáticas" y los informes encuentran que las chicas presentan mayor grado de ansiedad frente a las Matemáticas, que no está correlacionada con su rendimiento académico. Además, puesto que los estudiantes tienden a evitar los itinerarios que generen esa pérdida de eficacia, las Matemáticas serán evitadas por aquellos estudiantes con menor autopercepción, con especial incidencia en las chicas.

Brecha de género

Estos resultados indican una brecha de género en la autopercepción de las competencias matemáticas, que puede ser una respuesta a por qué la ciencia y la tecnología no atrae a las niñas. Esta brecha es muy importante incluso en etapas tempranas, ya que estudios recientes indican que a los 6 años las niñas ya consideran más inteligentes a sus compañeros.

Los resultados estadísticos también nos aportan la solución: la brecha disminuye, y en muchos casos pasa a ser de signo contrario, cuando se comparan chicos y chicas con el mismo grado de ansiedad y autopercepción. Aquellos alumnos que han sido estimulados en su pensamiento crítico, en la búsqueda colectiva de alternativas y soluciones y en la toma de decisiones en las asignaturas de Ciencias y Matemáticas muestran mayor autopercepción de la eficacia y menor grado de ansiedad. Esta estrategia educativa, que Pisa denomina activación cognitiva, es beneficiosa para todo el alumnado, pero especialmente para aquel grupo que posee una percepción de la autoeficacia más disminuida: las mujeres.

Proponemos que la verdadera igualdad de oportunidades para las niñas en la elección de los estudios y carreras profesionales se conseguirá fomentando aquellas políticas educativas que favorezcan la autopercepción de su eficacia personal, superando la clásica formación dirigida, aplicando innovación docente, a través del conocimiento activo e incluso yendo más allá, hacia la activación cognitiva. Es evidente que la aplicación de esta estrategia educativa necesita de unos aportes de recursos, tiempo y formación muy importantes. Seguiremos trabajando para que las autoridades educativas se planteen estas grandes mejoras propuestas. Y, mientras tanto, ya dentro de nuestro ámbito, como científicas y tecnólogas, continuaremos con nuestro trabajo dirigido a la sociedad para fomentar las vocaciones científicas en general y en particular entre las niñas y estudiantes.

El peso de la autopercepción

datos Pisa

En el estudio Pisa los estudiantes responden a un cuestionario contextual sobre ellos mismos, sus hogares, su escuela y sus experiencias de aprendizaje, donde se puede medir la autopercepción cognitiva, motivacional, afectiva y asertiva. Así Pisa es capaz de medir el grado de ‘eficacia percibida’ frente a las ciencias y las matemáticas y la ‘ansiedad frente a las matemáticas’ de una forma estadística.

Una ingeniera en cada cole
El año pasado, más de 40 ingenieras y tecnólogas desembarcaron en colegios de primaria para hacer talleres tecnológicos creativos y colaborativos con más de mil alumnos, mostrando en qué consisten las ingenierías. Es el proyecto ‘Una ingeniera en cada cole’, de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas AMIT-Aragón, que, tras más de diez años trabajando en el fomento de las ingenierías entre estudiantes de secundaria, amplía el radio de alcance hasta la primaria. Este año 2017 la experiencia se repetirá durante marzo y abril, con el objetivo a largo plazo de intentar revertir la tendencia actual de descenso de estudiantes, especialmente chicas, en secundaria y bachillerato Científico-Tecnológico, que es el origen de una menor presencia de alumnas en Ingenierías y Ciencias puras, pero también en los ciclos formativos y Magisterio con formación científica.

M. Carmen Mayoral Gastón Científica Titular del Instituto de Carboquímica (CSIC). Vocal de la Comisión de Mujer y Ciencia del CSIC por el Área de Ciencias y Tecnologías Químicas

Etiquetas
Comentarios