Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

​La ultraderecha alemana contra Kinder

Pegida critica a la empresa por incluir las fotografías de los futbolistas Boateng, Gundogan y Podolski, con orígenes en Ghana, Turquía o Polonia.

Comprar según qué chocolatina en Alemania ya no es un gesto inocente. Por lo menos para el grupo xenófobo de ultraderecha Pegida. Para estos antiislamistas y antiinmigración la marca de chocolates alemana más internacional, Kinder, nunca volverá a ser lo mismo. La razón: les han cambiado el envoltorio de siempre. El del niño blanco, rubio y de ojos azules, por un niño negro, turco o polaco. Se trata de una campaña publicitaria de cara a la Eurocopa con fotos de algunos jugadores de la selección alemana de pequeños. Concretamente: Jerome Boateng, hijo de padres de Ghana; Ilkay Gundogan, turcos; y Lukas Podolski, originario de Polonia. Y como para estos extremistas de Pegida un alemán no puede tener raíces africanas, turcas o polacas han respondido con campañas de odio en Twitter y amenzas de boicot.

La Federación Alemana de Fútbol ha declarado que está orgullosa de ser un ejemplo de integración. Y la empresa chocolatera insiste: su campaña es completamente contraria al racismo y a la xenofobia. Todo un despropósito para aquellos que siguen pensando que la patria solo tiene un color: el blanco.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión