Despliega el menú
Sociedad

Jesulín de Ubrique: "He rechazado ofertas para volver a vestirme de torero"

El gran proyecto en el que ha estado enfrascado en los últimos meses ha sido el rodaje de 'Torrente 5'.

Jesulín, junto a Santiago Segura, en 'Torrente 5'
Jesulín de Ubrique: "He rechazado ofertas para volver a vestirme de torero"

El famoso diestro Jesulín de Ubrique, que interviene en la quinta entrega de la serie cinematográfica de "Torrente", asegura que este mismo año ha rechazado varias ofertas para volver a vestirse de luces.

Jesús Janeiro, su verdadero nombre, ha explicado en una entrevista que, aunque no ha dejado de torear festivales de corto y con novillos en todo este tiempo, la actual situación económica del toreo no le motiva a volver a las corridas formales.

"Se puede decir -matiza el torero gaditano- que ahora estoy viendo los toros desde la barrera. En 2007 hice la última temporada fuerte, de casi noventa corridas, y luego toreé alguna más en 2010 para conmemorar mis veinte años de alternativa. Pero desde entonces no he vuelto a vestirme de torero".

Jesluín confirma que "es cierto, como se rumoreó, que, cuando este invierno surgió el conflicto de las figuras con la empresa de Sevilla, se barajó la posibilidad de que me anunciara en la feria de Abril, pero yo ni me lo planteé, sinceramente. No se trataba de dinero, sino que no vi claro torear en una plaza de tanta responsabilidad".

El torero de Ubrique considera que, con cuarenta años de edad, ya no está "para esos trotes", pero sí que podría anunciarse en otro tipo de plazas de menos compromiso, "porque todavía tengo oficio y fuerza para matar veinte corridas de toros sin esfuerzo".

"De hecho -insiste-, he podido estar en muchas ferias a través de una exclusiva que me ofrecieron, pero, viendo cómo está el patio y los problemas que tienen ahora mis compañeros, mejor me quedo en mi casa o me sigo divirtiendo con los novillos".

"La situación económica del toreo está muy complicada -considera Jesulín-. Sé que montar una corrida de toros conlleva muchos gastos, pero contar conmigo tampoco es fácil, porque mantengo mi caché y, como estoy escarmentado de las circunstancias, hago que me paguen el día de antes de torear".

"Actúo así -recalca- porque aún me deben seis millones de pesetas de una corrida de hace cuatro años en Priego de Córdoba. Pero ya, antes de la crisis, las empresas estaban haciendo de las suyas. En casa tengo enmarcados los talones devueltos en 2007, por valor de 120.000 euros, de empresarios que aún siguen dando toros por ahí. Ellos mismos son los que me han obligado a comportarme así".

"Y es que de mí dependen catorce padres de familia que también cobran por derecho. Además, tengo que pagar mis impuestos y, de todo eso, algo me tiene que quedar a mí para llevarle a mis hijos. Así que no toreo por menos de ocho millones de pesetas", sentencia Jesulín.

Al margen de su profesión, este famoso personaje no ha dejado de aparecer en las televisiones, como en el programa de Canal Sur 'La suerte está echada', un 'reality-show' de promoción para aspirantes a toreros en el que ha ejercido de jurado y del que dice sentirse "muy satisfecho".

Pero el gran proyecto en el que ha estado enfrascado Jesulín en los últimos meses ha sido el rodaje de "Torrente 5", la última entrega protagonizada por el peculiar y taquillero personaje cinematográfico ideado por Santiago Segura.

"La cosa surgió -explica- porque tengo amistad con Santiago de vernos en las televisiones. Somos amiguetes, como dice él. Un día me preguntó si sería capaz de trabajar con él, porque decía que yo podría encajar en uno de los personajes que estaba preparando para la quinta parte de 'Torrente'".

"Le contesté que, si lo hacía, tendría que (su intervención) ser de protagonista con él, y no en un cameo. El tío aceptó encantado y me pasó el guión, que me pareció un tocho gordísimo, pero desde que empecé a leerlo no paré de descojonarme de la risa", reconoce.

Tras cinco meses de rodaje en España y América, Jesulín afirma que "todos se han quedado muy sorprendidos" con su actuación, "porque me adapté perfectamente al papel. Pero la verdad es que he estado muy cómodo. Santiago me dejó siempre ponerle mi toque al guión, incluso con cosas de toros. Y todo le cuadraba".

El torero cree que ha hecho "un papel muy simpático, encajado con el personaje, y me lo he pasado fenomenal. He conocido a gente maravillosa y, a pesar de lo duro que es trabajar en el cine, me han tratado de categoría. Con un presupuesto de unos diez millones de euros, tengo entendido, no han escatimado en nada". 

Etiquetas