Despliega el menú
Sociedad

El Rey Juan Carlos recuerda el "amor a España" de los próximos papas santos

Don Juan Carlos asistirá junto a la reina Sofía a la canonización de los papas.

Acudirá a la canonización de los papas
El Rey Juan Carlos recuerda el "amor a España" de los próximos papas santos

El rey de España elogió las figuras de los dos papas, Juan XXIII y Juan Pablo II, a cuya canonización asistirá con la reina Sofía el domingo en el Vaticano, por su "amor a España y su compromiso con los fieles y ciudadanos españoles".

El monarca pronunció este sábado estas palabras en la cena ofrecida en el Palacio de España, sede de la embajada española ante la Santa Sede, donde rindió homenaje ante un reducido grupo de comensales "a la memoria de aquellos pontífices, a su grandeza y a su santidad".

Don Juan Carlos recordó que el papa Juan XXIII estuvo "siempre atento a los signos de los tiempos" y que calificó a España como "una sonrisa de Dios".

Del papa polaco mencionó a los asistentes a la cena las numerosas ocasiones que los Reyes tuvieron de reunirse con él y afirmó: "no olvidaremos ninguna de ellas, en particular la imagen de su último viaje a nuestra patria y la memorable ocasión del encuentro con nuestros jóvenes en Cuatro Vientos, en Madrid".

El rey destacó del papa Wojtyla "su capacidad para conectar con la juventud, así como su fortaleza y abnegación".

También se refirió al papa Francisco, de quien dijo que desde que es pontífice "ha dado muestras de sensibilidad social, de cercanía con los más desfavorecidos y de conocimiento de la realidad internacional".

"Estoy seguro, igualmente, de que su condición iberoamericana ayuda a fortalecer, aún más, el sentido de universalidad que define a todos los obispos de Roma", agregó el monarca.

El rey recordó también al papa emérito, Benedicto XVI, a quien quiso transmitir, junto con la reina, "un saludo lleno de cariño".

A la cena en la legación diplomática de España ante el Vaticano asistieron su embajador, Eduardo Gutiérrez Saénz de Buruaga; el embajador en Italia, Javier Elorza, y varios representantes de la Iglesia Católica española y de la Curia vaticana.

Acudieron a la invitación de los reyes el arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Ricardo Blázquez Pérez, su vicepresidente, monseñor Carlos Osoro; el secretario general y portavoz, Jose María Gil Tamayo y el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

Rouco y el cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach; el cardenal arcipreste de la basílica romana de Santa María la Mayor, Santos Abril y Castelló, y el cardenal Antonio Cañizares fueron de los primeros en saludar a los reyes antes de la cena.

En representación del Gobierno estaban los ministros de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo; de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, e Interior, Jorge Fernández Díaz.

Los Reyes de España llegaron a la capital italiana hacia las 16:00, hora local (14:00 GMT) y, después de trasladarse al Palacio de España, su residencia en Roma durante su visita, que concluirá el próximo lunes, don Juan Carlos visitó al presidente italiano, Giorgio Napolitano.

El rey, explicaron fuentes de la Casa Real, mantuvo una reunión de una hora y diez minutos con Napolitano, con quien conversó en español e italiano y con quien abordó diversos asuntos bilaterales, además de la actualidad de la Unión Europea y "mucho tiempo" del tema de la inmigración.

También hablaron ambos jefes de Estado de la situación en Ucrania y en Libia; a la reunión asistió además el ministro español de Exteriores.

Además de asistir a la ceremonia de canonización de los papas, los Reyes tienen en su programa en Roma la audiencia con el papa Francisco, que les recibirá en el Vaticano el lunes.

Será la primera ocasión en la que los Reyes se reúnen con el Pontífice, el sexto que les recibe en el Vaticano, que la pareja real ha visitado en total en 14 ocasiones. 

Etiquetas