Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Procesiones

La salida del Nazareno brilla en el Lunes Santo en Zaragoza

Cruces, luces y estandartes han dado color a las procesiones y vía crucis celebradas en las calles del centro, San José y Casablanca.

Salida del paso de la Conversión de María Magdalena de San Miguel de los Navarros
La salida del Nazareno brilla en el Lunes Santo
I. C.

La tarde del Lunes Santo en Zaragoza ha estado adornada por las cruces, las luces y los estandartes de las procesiones que celebraron cinco cofradías de la ciudad, y que han recorrido tanto las calles del centro como los barrios de San José y Casablanca ante el numeroso público congregado a su paso.

Uno de los momentos que ha despertado más expectación es la salida de Jesús Nazareno de la parroquia de San Miguel de los Navarros. Casi una hora antes de la prevista para la salida de la procesión, centenares de personas ya aguardaban tras las vallas en la puerta del templo la salida de la talla del siglo XVI. "Soy cofrade desde hace 30 años, ahora en Huesca, y me gusta todo, pero una de las cosas más bonitas de la Semana Santa de Zaragoza es ver salir al Nazareno", decía Lourdes García. El esperado instante aún se retrasaría, y las cientos de personas que llenaron la calle desbordaron las vallas instaladas en las aceras incluso antes de que la figura apareciera en el vano.

La espectacularidad del grandísimo paso y el desnivel que tienen que salvar los portadores es uno de los momentos más tensos y, a la vez, más atractivos en el programa de la Cofradía de la Esclavitud de Jesús Nazareno, explica Jesús Moral. Él es el encargado de guiar las carrozas. También, de señalar las novedades. "Este año, las diferentes estaciones del vía crucis se leen desde los balcones de diferentes casas”, señala. La intervención más especial del recorrido ha sido la del Arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, encargado de leer una de las estaciones desde el balcón del Palacio Arzobispal.

No lejos de allí, otra importante procesión tenía lugar al mismo tiempo. La Cofradía de Jesús Camino del Calvario, que el pasado mes de febrero celebró su 75 aniversario, se reunió en Santa Engracia para la meditación antes de la salida. "Hoy, entre adultos y niños tocando, somos unas 340 personas, pero habrá unos 550 cofrades en la procesión", señaló el Hermano Mayor de la cofradía, Fernando Blás. Una gran procesión que se tuvo que adaptar a las estrechas calles Isaac Peral y San Miguel, abarrotadas de gente a ambos lados observando el paso de la comitiva. Su destino era la iglesia de Santiago el Mayor, donde estaba previsto que el párroco de Santa Engracia y consiliario de la cofradía, Julián Díez, leyera el sermón de las Tres Caídas.

Mientras tanto, en otros puntos de la ciudad, estaban previstos el vía crucis de la Cofradía de las Siete Palabras y de San Juan Evangelista, que partía de la iglesia de San Gil; el de la cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz, en el barrio de Casablanca, y el Via Crucis de la Hermandad de San Joaquín y la Virgen de los Dolores, en San José.

El Martes Santo, los cofrades vuelven a recorrer las calles de la ciudad en diferentes citas que, según la previsión de la Aemet no se verán interrumpidas por los chubascos, previstos entre las seis de la mañana y las seis de la tarde. Desde las 20.15 y hasta la madrugada, cinco cofradías realizarán sus recorridos procesionales, algunas de ellas terminando en la iglesia de Santa Isabel de Portugal, que poco a poco se va llenando con los pasos que configurarán la procesión del Santo Entierro del viernes.

Etiquetas