Sociedad
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Cuarta edición de los Premios JEI

Con crisis o sin ella, los jóvenes innovadores no paran. Casi cien candidaturas concurrieron a la cuarta edición de los premios Joven Empresa Innovadora. Tres compañías subieron al podio: Mensajería Low Cost y los aragoneses Linkovery y Cierzo Development.

Un buscador de empresas de mensajería, triunfador de esta edición de los premios JEI
JEI
CARLOS MUñOZ

TALENTO INNOVADOR

Tres premios para tres jóvenes iniciativas. El jueves 28, en el Centro de Incubación Empresarial de Zaragoza, se concedieron los galardones de la cuarta edición del programa Joven Empresa Innovadora (JEI ) de la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento. La mensajería 'on-line', el rastreo de información por internet y nuevas aplicaciones informáticas fueron los elegidos, de entre los 21 proyectos finalistas. Casi un centenar de candidatos han concurrido a esta edición del programa JEI .

El premio nacional ha correspondido a los granadinos Mensajería Low Cost por su motor de búsqueda de empresas de mensajería. El galardón para empresas locales, con el empate entre las zaragozanas Linkovery y Cierzo Development, elevó el número total de premiados a tres, en lugar de los dos previstos.

Linkovery es un escritorio 'on- line' con tienda de aplicaciones web. La idea nació en 2009 inspirada por las aplicaciones de móviles y 'tablets'. Según su director general, Mariano Torrecilla, su objetivo es trasladar estas a «los ordenadores y los televisores conectados a internet, que son el futuro», de modo que no estén restringidas a un fabricante, dispositivo o plataforma, frente a las actuales aplicaciones propietarias tipo Apple o Android.

La compañía lanzó la versión de prueba en noviembre pasado y en junio tendrá lista la final. Además, en breve se instalarán en Silicon Valley (EE. UU.), donde esperan conseguir el capital y los clientes globales objetivo de la compañía, de la mano de un mentor especializado en aconsejar y acompañar a empresas tecnológicas con potencial. El premio lo valoran en su doble vertiente material e inmaterial, que les ayudará «a la hora de buscar financiación pública». Por ahora tendrán que luchar contra, al menos, dos gigantes: Google, que lanzó su producto un mes después de Linkovery, y Firefox, que se encuentra trabajando en ello.

Por su parte, el otro ganador local, Cierzo Development, es el padre de la tecnología Smmart (Social media marketing analysis and reporting tool) de rastreo de información en la web. Su objetivo es saber, a gran escala, qué se dice en internet: opiniones sobre productos o empresas, quejas, tendencias, etc., de uso, por ejemplo, en mercadotecnia y sociología. Para ello, rastrean seis millones de fuentes como blogs, páginas web y redes sociales, hasta haber alcanzado ya los mil millones de informaciones.

En el camino se han topado con importantes dificultades tecnológicas, para situarse al nivel de su competencia, «auténticos monstruos a nivel intencional», como recalca su director general, Antonio García. El siguiente paso es el lanzamiento de la versión Smmart Social CRM, que incorporará las redes sociales a la ya tradicional Gestión de Relación con Clientes, CRM en sus iniciales en inglés.

Para García, parte del valor de este certamen es que «nos hace entrar en contacto con otras empresas, aprender mucho, ayuda a evitar cometer errores y sobre todo, nos hace no sentirnos solos».

EL GANADOR NACIONAL

El premio en la categoría nacional ha ido a Granada, a la compañía Mensajería Low Cost, un programa que aplica el concepto de los buscadores de vuelos al sector de la mensajería. Este aporta, para cada envío, un listado de posibilidades para el cliente. Comenzaron transportando 'maletas imperdibles' y siguieron con paquetería. Su meta hoy es la exportación de cualquier material a Europa y al mundo.

Para Pablo Cirre, su fundador, la mayor dificultad técnica ha sido programar las tarifas de precios -por la gran cantidad de variables involucradas- y las pasarelas de pago. También importantes han sido los problemas para conseguir capital y casi imposible, por precio, realizar campañas de publicidad. Aunque su negocio funciona mucho por el 'boca a boca', como la reputación así alcanzada en el transporte de tablas de 'wind surf'.

Su próximo proyecto es el desarrollo del servicio VIP (Very Important Paquete) con el que se podrá pedir un servicio por teléfono móvil donde se encuentre el cliente y, en una hora, tener el paquete recogido para entrega en cualquier destino de Europa en menos de 24 horas. Y al mejor precio, su objetivo último.

A los futuros jóvenes emprendedores, Cirre les ofrece un único consejo: «Que pongan el despertador muy temprano todos los días».

Etiquetas