Despliega el menú
Sociedad

HUESCA

Lluvia de pétalos en Alcalá de Gurrea al paso de la Dolorosa en la procesión de Las Lágrimas

Casi medio millar de participantes en la Exaltación del Toque de Tambor celebrada ayer en Almudévar.

El paso de la Dolorosa recibió una lluvia de pétalos de flores de los vecinos de Alcalá de Gurrea.
Lluvia de pétalos en Alcalá de Gurrea al paso de la Dolorosa en la procesión de Las Lágrimas
JAVIER BLASCO

Las carraclas y las matracas sonaron ayer por las calles de Alcalá de Gurrea acompañando a la procesión de Las Lágrimas de Nuestra Señora, que desfiló por las calles de la localidad entre balcones y ventanas engalanados de luto en señal de respeto por la Semana Santa. Pero fue en su discurir por la calle Mayor donde el desfile cobró más vistosidad cuando al paso de la imagen de la Dolorosa los fieles arrojaron, desde los ventanales, pétalos de flores como símbolo de las lágrimas que derramó María ante la Pasión

 

La procesión concluyó en la iglesia de San Jorge, donde cada una de las cofradías y bandas interpretó su propio toque para despedir a la Virgen, mientras que el grupo de matracas y carraclas, de gran tradición en esta localidad, hizo el toque de oración para cerrar el acto.

 

Según recuerdan los vecinos, a Alcalá de Gurrea «no llego la tradición tan extendida de los toques de tambor, sino que durante toda la Semana Santa los repiques de campanas se sustituían por el sonido de las carraclas y de las matracas», que se mantienen en la actualidad ya que varios vecinos decidieron unirse para formar un grupo que acompañara el cortejo fúnebre del Jueves Santo.

 

Precisamente este grupo se preparaba después del desfile para estar listo al anochecer cuando salía la procesión conocida como la Puesta de Luto, que iba a partir de la plaza de España para recorrer absolutamente todas las calles del pueblo. Al paso de esta procesión por las diferentes casas, los vecinos dejan caer desde las ventanas telas de color negro con motivos en oro en señal de duelo, que mantendrán hasta la mañana del domingo de resurrección.

Tambores en Almudévar

Mientras tanto, en Almudévar se vivía ayer uno de los días cumbres de su Semana de Pasión, con la exaltación del toque de tambor que reunía, a las 20.00, en la plaza de España a las distintas cofradías de la localidad. Una a una fueron haciendo su entrada mientras realizaban los toques particulares, en medio de la expectación del público. Este acto era previo a la XIV edición de la Rompida de la Hora, una tradición que se ha arraigado con fuerza en esta villa y que concita la asistencia de numeroso público de toda la comarca de la Hoya de Huesca. En esta cita participan confradías de distintos municipios junto con el grupo de Tambores de Almudévar. El impresionante momento de la Rompida estaba previsto para la medianoche y pocas horas antes los participantes esperaban que el tiempo aguantara para permitir que se escuchara el atronador sonido del casi medio millar de bombos y tambores que estaban preparados.

Huesca

En la capital oscense los actos de la Semana Santa estuvieron marcados ayer por la celebración de la misa que conmemora la Última Cena en las diferentes parroquias, mientras que las cofradías esperaban que la lluvia no apareciera a fin de poder celebrar la procesión de el Encuentro entre la Dolorosa y el Cristo del Perdón, prevista para las 0.30.

 

En la basílica de San Lorenzo, la misa estuvo muy concurrida y en el transcurso de la misma el sacerdote realizó el lavatorio rememorando el que hizo Jesús a los apóstoles en la Última Cena como acto de humildad. Esta ceremonia se repitió en la catedral y en la práctica totalidad de las parroquias y conventos de la capital así como en iglesias de distintos municipios de la provincia.

 

Los fieles iniciaron ayer por la tarde la visita a los templos para recorrer los monumentos, que evocan el sepulcro de Jesús mientras el sagrario permanece vacío, tradición que se extiende también al Viernes Santo.

 

En cuanto a las procesiones previstas para hoy, se estaba a expensas de las anunciadas lluvias. En Huesca la Archicofradía de la Vera Cruz ha previsto un acto alternativo en caso de que no pueda salir el Santo Entierro. Así tendría lugar, a las 20.15 en la parroquia de Santo Domingo y San Martín, un acto religioso con la Banda de la Cofradía de Jesús Atado a la Columna, el coro de Sibilas, los Ministriles, los soldados romanos y la Escuadra Militar del Acuartelamiento de Jaca, para terminar con una oración.

Etiquetas