Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

medicamentos

Tomar la píldora puede reducir el riesgo de ataques de asma graves en mujeres en edad reproductiva

Se cree que las hormonas sexuales femeninas explican en parte las claras diferencias en la incidencia y gravedad del asma entre los sexos.

La píldora anticonceptiva, ligada a menor riesgo de artritis reumatoide.
Los investigadores exploraron el impacto potencial de los diferentes tipos y períodos de uso de anticonceptivos hormonales sobre la gravedad del asma.
Pixabay

Tomar la píldora puede reducir el riesgo de episodios graves de asma en mujeres en edad reproductiva con la afección respiratoria, según un gran estudio a largo plazo publicado en línea en la revista 'Thorax'. No obstante, el efecto protector observado es relativamente pequeño y no incluye solo anticonceptivos hormonales progestágenos, indican los investigadores.

Se cree que las hormonas sexuales femeninas explican en parte las claras diferencias en la incidencia y gravedad del asma entre los sexos. Y las fluctuaciones en los niveles de estas hormonas durante el ciclo menstrual se han relacionado con el empeoramiento de los síntomas del asma en algunas mujeres.

Si bien el impacto potencial de las hormonas sexuales sintéticas sobre el asma en las mujeres se ha estudiado repetidamente durante varias décadas, aún no se ha llegado a un consenso.

En un intento por aclarar las incertidumbres, los investigadores exploraron el impacto potencial de los diferentes tipos y períodos de uso de anticonceptivos hormonales sobre la gravedad del asma y qué influencia podría tener el peso (IMC) y el tabaquismo.

Se basaron en la información ingresada en la Base de datos de investigación de atención óptima al paciente (OPCRD, por sus siglas en inglés) del Reino Unido para encontrar mujeres en edad reproductiva (16-45) que también tenían asma. La OPCRD es una gran base de datos anonimizada a largo plazo basada en la población de 630 prácticas de atención primaria en todo el Reino Unido, que contiene los registros médicos de más de 6 millones de pacientes.

Se realizó un seguimiento de las admisiones hospitalarias, las visitas al departamento de atención de emergencia y las recetas para el tratamiento del asma desde principios de 2000 hasta finales de 2016 para un total de 83.084 mujeres para evaluar los cambios en la gravedad de la afección.

El uso anterior y actual de anticonceptivos hormonales (combinación de estrógeno / progestágeno y progestágeno solo) durante períodos de 1-2 años, 3-4 años o más de 5 años se comparó con ningún uso.

También se recopiló información sobre factores potencialmente influyentes, incluida la privación, el número de embarazos, el IMC, el tabaquismo y una amplia gama de afecciones ginecológicas, como endometriosis, síndrome de ovario poliquístico, histerectomía, fibromas y ausencia de períodos.

Al comienzo del estudio, alrededor de un tercio (34%) de las mujeres usaban anticonceptivos hormonales: 25% combinados; 9% de progestágeno solo.

La proporción de mujeres que tuvieron episodios de asma grave aumentó con la edad y el IMC y con un mayor número de embarazos previos. También fue mayor en exfumadores y fumadores actuales que en no fumadores y entre mujeres que habían tenido una condición ginecológica.

Después de tener en cuenta estos factores potencialmente influyentes, el uso anterior y actual de cualquier anticonceptivo hormonal combinado se asoció con un riesgo menor, aunque relativamente pequeño, de episodios de asma graves en comparación con la falta de uso.

Y aunque el uso de anticonceptivos hormonales durante 1-2 años no afectó el riesgo, el uso durante 3-4 años y durante 5 años o más se asoció con un riesgo menor en comparación con el no uso.

Estos resultados se mantuvieron verdaderos, independientemente del IMC o del tabaquismo. Pero no se observó ningún efecto protector para los anticonceptivos de progestágeno solo, independientemente del IMC o del tabaquismo.

Este es un estudio observacional, por lo que no puede establecer la causa. Y los investigadores advierten que no fue posible excluir el impacto de otros factores influyentes no identificados. Todavía no está claro cómo las hormonas sexuales sintéticas podrían afectar el asma, explican, por lo que se necesitarán más investigaciones para explorar los procesos biológicos subyacentes.

"Existe una relación intrigante entre el sexo y el asma -destaca el autor principal, el doctor Bright Nwaru, en un podcast vinculado-. Y durante los últimos 40 años se han publicado muchos estudios que intentan comprender por qué los niños tienen una mayor incidencia de asma que las niñas. Pero a partir de la pubertad, esto cambia y el asma se vuelve más común en mujeres que en hombres".

Al comentar sobre la importancia de la investigación, agrega: "No creo que este hallazgo termine en guías clínicas o consejos pero la señal que obtuvimos del estudio nos da la confianza para avanzar y diseñar más estudios para tratar de comprender los mecanismos a través de los cuales los anticonceptivos hormonales pueden influir en el asma".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión