Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Relacionan el síndrome de hiperlaxitud en niños con el trastorno de ansiedad

Se trata un trastorno genético raro, a menudo no diagnosticado, que afecta al tejido conectivo y que se manifiesta con un aumento de la movilidad de las articulaciones.

niños
La hiperlaxitud, conocida también como enfermedad de Ehlers Danlos, afecta a entre el 15 y el 20% de la población.
Freepik

Investigadores del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones (INAD) del Hospital del Mar y del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), en colaboración con el CIBERSAM, han relacionado por primera vez en niños y adolescentes el síndrome de hiperlaxitud articular con el trastorno por ansiedad.

La hiperlaxitud, conocida también como enfermedad de Ehlers Danlos y que afecta a entre el 15 y el 20 por ciento de la población, es un trastorno genético raro, a menudo no diagnosticado, que afecta al tejido conectivo y que se manifiesta con un aumento de la movilidad de las articulaciones.

Este síndrome no es solo un trastorno del tejido conectivo, sino que también incluye afectaciones neurovegetativas, neurofisiológicas, intestinales y dolor en las articulaciones, entre otros síntomas. Uno de los hechos más destacados en estos pacientes es su gran sensibilidad, como es el caso del olfato, y una percepción corporal aumentada, es decir, notan más su propio cuerpo y su cerebro está más alerta y reacciona también más.

Hasta ahora, la relación entre este síndrome y la ansiedad solo se había estudiado y demostrado en pacientes adultos, si bien en este trabajo, publicado en la 'Revista de Psiquiatría y Salud Mental', ha evidenciado que los niños y adolescentes con ansiedad tienen más hiperlaxitud y viceversa.

Por ello, los expertos han comentado que el síndrome de hiperlaxitud articular se puede utilizar como marcador para el diagnóstico del trastorno por ansiedad en esta población. "Nos da un marcador clínico, físico, que nos orienta para predecir que un niño puede tener ansiedad", ha explicado el director de Docencia e Investigación del INAD y autor principal del estudio, Antoni Bulbena.

En concreto, los investigadores han estudiado a 160 niños (74 chicas y 86 chicos) con edades entre los 5 y los 17 años, que habían sido derivados a los servicios de salud mental del Hospital del Mar. A todos ellos se les realizó una entrevista diagnóstica utilizando diferentes herramientas para evaluar su situación, comprando que uno de cada cinco presentaba síndrome de hiperlaxitud articular, con una prevalencia más elevada entre las niñas (31%) que entre los niños (14%). Además, la mitad cumplía los criterios de diagnóstico de cualquiera de los tipos de trastorno por ansiedad.

Cuando analizaron el grupo de pacientes con ansiedad, los científicos observaron que más de un tercio presentaba también hiperlaxitud, frente al 15 por ciento del grupo sin este diagnóstico, y tenían también un peso corporal más bajo. Asimismo, el estudio de los datos del grupo con síndrome de hiperlaxitud articular reveló que dos de cada tres tenían ansiedad.

"Cuando encontramos a niños y niñas que tienen hiperlaxitud y, a la vez, ansiedad, vale la pena enseñarles qué les pasa, que se trata de un problema físico y mental, y darles las herramientas para afrontarlos", ha dicho Bulbena, tras asegurar que esto puede permitir un abordaje conjunto, tanto de los aspectos físicos como mentales de las dos patologías.

En el trabajo, también han participado investigadores del departamento de Psiquiatría de la Universitat Autònoma de Barcelona, del Icahn School of Medicine at Mount Sinai de Nueva York (Estados Unidos), del Departamento de Psiquiatría del New York Medical College y del Grupo de Investigación en Salud Mental en Niños y Adolescentes del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

- Ver más noticias sobre salud

Etiquetas
Comentarios