Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Los oncólogos piden incorporar a la sanidad pública test genéticos exhaustivos

Estas técnicas permiten detectar hasta 4 veces más alteraciones responsables del desarrollo de los tumores, lo que facilita la elección del tratamiento más eficaz.

Los investigadores han estimulado la médula espinal de los pacientes.
Los oncólogos piden la incorporación de técnicas de secuenciación genómica exhaustiva.
Pixabay

Los oncólogos han pedido este lunes la incorporación en los hospitales públicos de técnicas de secuenciación genómica exhaustiva, que permiten detectar hasta 4 veces más alteraciones responsables del desarrollo de los tumores, lo que facilitará la elección del tratamiento más eficaz.

La petición la ha hecho la presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Ruth Vera, en un encuentro informativo, en el que ha advertido de que "nos estamos quedando atrás", pues países como Reino Unido, Alemania, Francia o Estonia ya han incorporado estas técnicas a sus sistemas sanitarios a través de una estrategia nacional.

La secuenciación genómica exhaustiva es una manera diferente y más rápida de interpretar el ADN, ayudar a encontrar las alteraciones responsables del crecimiento y diseminación del cáncer y detectar alteraciones que no hacen otras técnicas de diagnóstico.

Supone un salto adelante, ha dicho la doctora Vera, ya que se trata de una búsqueda "más grande" de alteraciones genéticas usando otros modelos como son los algoritmos, "lo que nos llevan a conocer por qué está ocurriendo el tumor, detectarlo de manera más precoz y usar fármacos dirigidos".

La SEOM está tratando de hacer "una foto" de la situación en España, ya que aunque ninguna comunidad lo tiene incorporado en su cartera de servicios, hay algunos hospitales que lo utilizan con financiación privada. "Hay bastante desorden", ha reconocido. Además, esta sociedad científica está trabajando en cómo incorporar esas pruebas a través de una estrategia nacional que establezca centros de referencia y a qué pacientes deben ir dirigidas. El que aun no esté incorporado es solo un problema económico (el precio del test es de unos 3.000 euros), ha admitido la oncóloga.

El doctor Federico Longo, especialista en oncología médica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, ha explicado que la secuenciación exhaustiva podría beneficiar a los tumores de origen desconocido (aquellos de los que no se sabe cuál es el tumor primario, se diagnostican con metástasis y suponen entre el 2 y el 5 % de todos los cánceres). Para estos pacientes "el tratamiento hoy por hoy es la quimioterapia, que se pone a ciegas y, por desgracia, la eficacia es muy limitada", ha dicho. La media de supervivencia está entre los 9 y 12 meses.

Pero también sería muy útil para otros cánceres como el colangiocarcinoma, un tumor de las vías biliares poco frecuente, o el de pulmón, ha precisado la doctora Vera.

Esa secuenciación permite hacer "un mapeo mucho más exhaustivo de los genes que tienen que ver con el cáncer", ha explicado el doctor Federico Plaza, directivo de Roche, que dispone de una de estas técnicas, que se utilizará en el estudio Cupisco.

Se trata de un ensayo en fase II que comparará la eficacia y seguridad de terapias dirigidas o inmunoterapias en tumores de origen desconocido. En el mismo van a participar 872 pacientes de 101 centros de investigación de 23 países. España será el país con mayor aportación, tanto en número de hospitales (10) como de personas (100).

Etiquetas
Comentarios