Salud

Heraldo Saludable

La piel de gallina y extremadamente seca, síntomas de la dermatitis atópica

El 15% de la población en España sufre dermatitis atópica severa, y un 0,08 tiene un nivel grave, según expertos.

El cuidado diario de la piel es fundamental para lograr controlarla y reducir los síntomas de la dermatitis atópica.
El cuidado diario de la piel es fundamental para reducir los síntomas de la dermatitis atópica.
Pixabay

El 15 por ciento de la población española sufre dermatitis atópica severa, y un 0,08 tiene un nivel grave, según han señalado el dertamatólogo del Hospital 12 de Octubre y miembro de la Academia Española De Dermatología Y Venereología, Javier Ortiz de Frutos, y la alergóloga y responsable médico de dermatitis atópica de Sanofi, Ainara Rodríguez, basándose en un estudio realizado por los países nórdicos.

Asimismo, la doctora ha declarado, durante la rueda de prensa sobre esta enfermedad en marco del Día Nacional, que los datos engloban "todo tipo dermatitis, pero a día de hoy no hay ningún estudio hecho en España que demuestre cuántos pacientes adultos o infantiles hay con un nivel grave".

De igual modo, ha señalado que "el problema de la dermatitis atópica es que ha sido abandonada durante toda la vida", pues no es "fácil" sacar estadísticas debido a que hay "muchos pacientes que están fuera del sistema".

Exceso de líneas en las manos, uno de los síntomas más comunes

Entre los síntomas más comunes se puede encontrar la queratosis pilaris, o la llamada piel de gallina de forma permanente, y la xerosis, un "término para denominar la piel extremadamente seca", según ha comentado la doctora Rodríguez.

Sin embargo, el más frecuente es el "picor que no se calma", pues dos de cada tres pacientes "se rascan durante todo el día", ha señalado. De igual modo, se encuentra "la hiperlinenialidad palmar", es decir, un exceso de líneas en las palmas de las manos, sin embargo "a esto no hay una explicación científica".

A su vez, esta patología se somete a varias fases en relación a la edad, pues según ha explicado el doctor de Frutos en los primeros años, de 0 a 2, los signos se prevalecen en la zona de la cara; de 2 a 10, los eccemas se trasladan a la zona de los brazos, axilas y piernas, mientras que en adolescentes y adultos las zonas que "más suelen picar" son las plantas de las manos y los pies.

En este sentido, el médico ha explicado que la enfermedad "tiende a mejorar con los años", pero el "60 por ciento de los casos sigue teniendo brotes de adultos y al menos tienen uno al año".

Asimismo, hay dos posibilidades "poco frecuentes": una de ellas es que desaparezca la enfermedad de "forma general", pero se sigue teniendo problemas ocupacionales; y "en otros casos, los brotes son cada vez mas intensos", lo que provoca dificultades para controlarlos.

Demasiada higiene, la principal culpable

La prevalencia de enfermedades atópicas o alérgicas recae en países desarrollados. Algunos como Estados Unidos, Canadá, y sudamérica suele haber más pacientes, y en Europa sucede lo contrario, según la doctora.

Asimismo, Rodríguez ha explicado que dicha frecuencia se debe "a la teoría de la higiene", esta se caracteriza por un exceso de limpieza en el día a día, según ha explicado la doctora.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios