Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Menos mejoras en esperanza de vida en hombres en la era del tratamiento contra el VIH

Mientras que en 2003 las mujeres y los hombres tuvieron tasas similares de mortalidad por VIH, en 2011 las mujeres eran un 27% menos propensas a morir de VIH, según un estudio que publica 'PLoS Medicine'.

La vacuna está dando muy buenos resultados en animales y se está trabajando para "iniciar estudios con personas infectadas a finales del primer semestre del año próximo".
La vacuna terapéutica del sida se empezará a suministrar a humanos en 2016

Las mejoras en la disponibilidad de la terapia antirretroviral (ART, por sus siglas en inglés) para el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en Sudáfrica durante la última década coinciden con un aumento de la brecha en la esperanza de vida entre mujeres y hombres, según un estudio publicado esta semana en 'PLoS Medicine'. El equipo encontró que mientras que la mortalidad por VIH disminuyó y la esperanza de vida ha mejorado para todos los adultos tras la ampliación de la ART en 2004, las mejoras fueron mayores para las mujeres que los hombres.

El estudio fue realizado por Jacob Bor y sus colegas de la Universidad de Boston, en Estados Unidos, en colaboración con Hasta Bärnighausen y sus colegas en el Centro de África del Wellcome Trust para la salud de la población en África del Sur y la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. Estos expertos analizaron datos demográficos sobre las muertes y sus causas entre 2001 y 2011 para los cerca de 100.000 adultos en la región rural de KwaZulu-Natal, Sudáfrica, así como los registros clínicos vinculados desde el programa de tratamiento y atención del VIH que se aplica en la región. Estos datos fueron recogidos por el Centro Regional para la Salud de la Población en África del Wellcome Trust como parte de uno de los mayores estudios de cohorte longitudinal basados en la población de África. Entre 2003 (el año anterior a la ampliación de la ART) y 2011, la esperanza de vida de mujeres adultas aumentó en 13,2 años, mientras que la esperanza de vida masculina solo se incrementó en 9 años, casi el doble de diferencia entre la esperanza de vida de mujeres y hombres, de 4,4 años a 8,6 años.

Mientras que en 2003 las mujeres y los hombres tuvieron tasas similares de mortalidad por VIH, en 2011 las mujeres eran un 27% menos propensas a morir de VIH. Los científicos también encontraron que la mitad de las muertes relacionadas con el VIH (55 por ciento de los hombres y 40 por ciento de las mujeres) se produjo en hombres y mujeres que nunca habían buscado atención para el VIH/sida. Es posible que las causas de muerte (que se informaron a través de la autopsia verbal) no fueran exactas y que cambios diferentes a la ampliación del ART puede haber influido en la esperanza de vida.

Los autores concluyen que para alcanzar los objetivos del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA para 2020, que son que se diagnostique al 90% de las personas con VIH, se inicie el tratamiento en el 90% de los infectados y se alcance la supresión viral en el 90% de ellos, se debe hacer más para atender a los hombres igual que a las mujeres con el VIH. "Nuestros resultados sugieren que hace falta más investigación para comprender los déficits masculinos en la búsqueda de cuidados y diseñar intervenciones efectivas para elevar el uso de los servicios de VIH entre los hombres que necesitan obtener los beneficios completos de la prestación de ART", aconsejan.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios