Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Un proyecto para detectar infartos recurre al crowdfunding aragonés

Dos estudiantes sevillanos trabajan en una tecnología inalámbrica para monitorizar a los enfermos cardíacos en tiempo real.

Vital Signs, una tecnología para enfermos cardíacos
Vital Signs, una tecnología para enfermos cardíacos

Monitorizar y vigilar a los pacientes con dolencias cardíacas las 24 horas del día y en tiempo real será posible gracias a 'Vital Signs' el proyecto de dos jóvenes sevillanos que han recurrido al 'crowdfunding' aragonés para tratar de hacer realidad su iniciativa.

Sergio Elvira, creador de la idea, explica que la iniciativa surgió al comprobar lo molesto que era para un familiar enfermo del corazón llevar durante 24 horas un holter (dispositivo electrónico que registra datos cardíacos) para que el médico controle sus constantes vitales. "Fuimos pensando cómo mejorar esta tecnología", cuenta Elvira.

De ese intento de mejora surgió 'Vital Signs' en el que también participa otro estudiante de ingeniería: Jose Manuel Romero. El dispositivo diseñado por estos jóvenes ingenieros es inalámbrico y monitoriza en tiempo real los datos cardíacos subiéndolos a internet para que el médico pueda controlarlos.

"La propia tecnología avisa al médico en el caso de anomalía por lo que podrían detectarse infartos o si el paciente necesita ayuda", añade Elvira.

Esta tecnología podría ser utilizada también por deportistas para mejorar su rendimiento conociendo su actividad cardíaca en cada momento de la actividad para decidir qué mejorar.

Financiación con un toque aragonés

'Vital Signs' participa en el programa de emprendedores 'Think Big' de Telefónica. Gracias a este programa conocieron a las dos aragonesas fundadoras de la plataforma 'Somos Amalgama' y acudieron a ellas para financiar su proyecto.

"Somos compañeros de 'Think Big', están en el mismo programa y nos informamos, buscando la posibilidad de hacerlo, y vimos proyectos buenos que han ido consiguiendo", asegura Elvira.

A través del crowdfunding, o micromecenazgo, pretenden recaudar 6.000 euros para financiar el prototipo que esperan pueda estar disponible en 12 meses. Para conseguir el dinero tiene hasta el 10 de marzo.

"No sabemos si conseguiremos todo el dinero pero lo que tengamos lo vamos a exprimir. El prototipo cuesta unos 4.000 euros pero además tenemos que comprar material de laboratorio y experimentar", comenta Sergio Elvira.

Según su creador no existe nada parecido en el mercado. "Para que sea inalámbrico y no moleste tenemos que hacer unos parches con un botón lo suficientemente pequeño y en eso estamos trabajando ahora", concluye.

Volver al Suplemento de Salud.

Etiquetas