Despliega el menú
Aragón

"En países como Brasil la vida vale poquísimo"

Trabajadores de Gamesa que han estado destinados en Bahía aseguran que la situación parecía tranquila.

La consternación por lo ocurrido este martes era visible entre los vecinos de Ágreda, donde la trágica noticia "se extendió como la pólvora", reconocían algunos de los consultados. El hecho de que hubiera ocurrido en Brasil, un país con un elevado índice de delincuencia, no sorprendió tanto. De hecho, amigos de Hugo Calavia Blanco y de Alberto Aroz Calvo aseguraron que "en países como Brasil la vida vale poquísimo. Que para cogerte el coche te peguen un tiro es increíble", manifestaba Óscar desde la peluquería que regenta.

No obstante, por lo que conocen de otros trabajadores de Gamesa que han estado también destinados en Bahía, la situación parecía tranquila, "hasta ayer", aseguraron con la tristeza lógica por el fallecimiento de los dos jóvenes. "Alberto decía que estaba bien, que no había visto nada raro, pero ha tenido que coincidir además que ha ido Hugo para que sucediera", se lamentaba el amigo de ambos desde Ágreda. Alberto pasó unos días de vacaciones en Navidad y su contrato preveía que regresara en junio de nuevo a Ágreda. Según fuentes de la familia, están pendientes de su traslado, cuando los médicos lo autoricen.

Etiquetas