Por
  • Isabel Soria

Supermercado

Supermercado Dia en la calle Cinco de Marzo de Zaragoza.
Supermercado Dia en la calle Cinco de Marzo de Zaragoza.
Heraldo

Si mi deseo el año pasado fue que FB cambiara mi algoritmo, lo cambio por otro deseo mucho más importante para mí. Pido un supermercado para mi barrio. 

Considero mi barrio chico un área que abarca parte de Conde Aranda, las calles de la puerta del Carmen, Cinco de Marzo, Plaza Salamero, Palomeque, Coso, Cádiz, Azoque, Plaza Forqué… Un área muy muy extensa, en el que vivimos muchas personas y hay muchas familias; hay ni más ni menos que cuatro colegios.

Hago un recuento de las tiendas de alimentación que hay abiertas y que muy buenas, pero muy pocas. Cuento tres fruterías, una charcutería, una carnicería, una pescatería. Cada una en una punta del barrio y todas que llevan su horario comercial, cerrando a medio día, excepto una frutería. Y están en su derecho. A mí el supermercado me venía muy bien porque estaba al lado de mi trabajo y aunque no vivo excesivamente cerca, me compensaba comprar las cosas de diario, aunque iba cargada como una mula. Pero ‘no iba propio’, como decimos aquí. Así llegaba a casa con los deberes de abastecimiento hechos. Pero oh, sorpresa, un día entré y veo todo medio vacío y le pregunto a la charcutera ¿Pero qué pasa aquí? Y dice: Que cerramos. ¿Qué cerráis? ¡No fastidies! Y así es como el antiguo Galerías Primero, antes frontón y pista de patinaje sobre hielo que ahora era un DIA, cerró el día 26 de diciembre, para mi grandísimo trastorno. Y no sólo el mío, el de muchas, muchas familias. ¡Adiós zona de confort! ¡Queremos un supermercado!

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión