Opinión
Suscríbete por 1€

la firma

Un éxito colectivo para Zaragoza

Por
  • Fernando de Yarza López-Madrazo
OPINIÓNACTUALIZADA 02/10/2022 A LAS 08:03
El rey Felipe VI, en el Congreso Mundial de Medios de WAN-IFRA en Zaragoza
El rey Felipe VI, en el Congreso Mundial de Medios de WAN-IFRA en Zaragoza
Guillermo Mestre

Vuelve a estar de moda Baltasar Gracián en todo el planeta. 

Acontece cíclicamente cuando lo recomiendan algunas de las personas más influyentes del mundo. Ya les ocurrió antes a ilustres personajes como Schopenhauer, Azorín, Nietzsche, Unamuno o Borges. Por ello, desde hace décadas el escritor aragonés es autor de cabecera en las más prestigiosas escuelas de negocios de Occidente. Aquí, en su tierra natal, nunca ha dejado de ser un pensador de referencia, citado y estudiado.

Como ocurre con las pinturas de Goya, los aforismos del ‘Oráculo manual y arte de prudencia’ (1647) nos ayudan, cuatro siglos después de ser escritos, a entender mejor nuestra existencia en unos acelerados tiempos de incertidumbres, guerras y pandemias. Por eso es un clásico, porque es ajeno a las humillaciones del tiempo,

Gracián consideraba que la discreción es una de las características primordiales de la persona bien educada. El escritor belmontino, conocedor del alma de sus paisanos, profundizaba así en una de las señas de identidad de los aragoneses. De hecho, siempre hemos sido valorados tanto por nuestra tenacidad como por la discreción. Sin embargo, permítaseme por una vez desatender brevemente el sabio consejo. Hoy es justo proclamar, con humildad pero con entusiasmo, el éxito que representa para Zaragoza, Aragón y España la celebración, esta semana, de la Cumbre Mundial de Periódicos y Editores, organizada por la Asociación Mundial de Editores de Noticias, que me honro en presidir.

Después de un titánico esfuerzo organizativo durante muchos meses, el World News Media Congress se ha desarrollado en la capital del Ebro con gran repercusión nacional e internacional. Como zaragozano me siento muy orgulloso de ver cómo en mi ciudad se reúnen profesionales asiáticos, australianos, americanos, africanos y europeos para hablar de periodismo. Una vez más, la Cesaraugusta bimilenaria brilla como crisol de culturas y de intercambio de experiencias. Logra así una notable proyección exterior al acoger a las más relevantes figuras mundiales de la comunicación y a los más influyentes prescriptores.

La celebración esta semana en Zaragoza del Congreso Mundial de Periodismo, organizado por WAN-IFRA, ha sido un éxito colectivo que
demuestra la capacidad de liderazgo, de organización y de acogida que tiene esta tierra

Este éxito se debe al trabajo de muchas personas, a las cuales quiero dar públicamente las gracias. Desde WAN-IFRA y desde el Grupo HENNEO hemos dado lo mejor de nosotros para que el congreso fuera un cónclave que deje huella. Las instituciones, empezando por la Casa Real y siguiendo por el Gobierno central, el autonómico, las Cortes y el Ayuntamiento, junto con una multitud de empresas y entidades sociales, han dado un respaldo imprescindible. Trabajando unidos, en leal colaboración, hemos demostrado una vez más, como ocurrió con la Expo 2008, que Zaragoza debe potenciarse como uno de los enclaves de referencia del sur de Europa.

Los zaragozanos han revalidado de nuevo la merecida fama que tiene nuestra ciudad de urbe abierta e integradora, dinámica y cosmopolita. Han sido muchos los congresistas que personalmente me han expresado su profundo agradecimiento por la hospitalidad con la que han sido recibidos y tratados. Editores acostumbrados a viajar constantemente por los cinco continentes me han confesado que en pocos lugares han sentido tanto calor humano al acoger al visitante.

Especialmente agradecido me siento al Jefe del Estado. Felipe VI ha manifestado durante los primeros ocho años de su reinado un intenso apoyo al periodismo, insistiendo en que se trata de una pieza fundamental en el engranaje constitucional de las democracias liberales. El pasado miércoles, quiso participar en el congreso y entregar la Pluma de Oro de la Libertad 2022, el máximo galardón de la Asociación Mundial de Editores de Noticias, al periódico ‘Gazeta Wyborcza’ y la Fundación del mismo nombre. Fue un homenaje a la primera publicación libre que surgió en Polonia tras la caída de la dictadura comunista, en 1989, y que ahora realiza una labor ingente desde Varsovia para garantizar que la prensa ucraniana siga activa a pesar de la invasión rusa y de la guerra. El que fuera su histórico fundador, Adam Michnik, ha dicho muy claro, al otorgársele este mismo año el premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, que el compromiso periodístico en defensa de los valores democráticos sigue vigente: "Si los periodistas no defendemos la libertad de prensa, tendremos unos nuevos y sombríos años treinta".

Este logro no hubiera sido posible sin el trabajo
entusiasta de muchas personas y el respaldo de las instituciones locales, las autonómicas y las nacionales, con el Rey en primera línea

El 73º Congreso Mundial de Periódicos y Editores ha servido para reafirmar el objetivo de los medios de comunicación de fortalecer la libertad de prensa y la independencia editorial en momentos complejos en todo el planeta. Desde Zaragoza hemos lanzado un claro mensaje de solidaridad con Ucrania y con el sector de la prensa rusa que se muestra crítico con la injustificada invasión.

Además de estar muy atentos a las últimas novedades de la revolución digital que está en marcha, también hemos querido mostrarnos beligerantes en nuestro empeño de que las mujeres sigan accediendo a todas las esferas profesionales de los medios de comunicación. Es cierto que cada día las periodistas están más presentes en las redacciones, pero no es menos verdad que siguen siendo muy escasas en las cúpulas directivas. Lidero un grupo de comunicación encabezado por HERALDO DE ARAGÓN, cuya presidencia ha sido ocupada ininterrumpidamente desde 1939 hasta hoy por mujeres. Esta circunstancia debe dejar de ser la excepción para convertirse en algo habitual.

Zaragoza cede el testigo a Taipéi, donde se celebrará la próxima Cumbre Mundial de Editores. Lo hacemos con lealtad a los principios éticos y profesionales que nos unen, con generosidad para que cuenten con nuestra ayuda, con legítimo orgullo por todo lo que hemos conseguido estos días y lo hacemos también con la discreción que pedía Gracián. Somos discretos, aunque también persistentes. Queríamos traer, organizar y celebrar con éxito en Zaragoza el Congreso Mundial de Periodismo y lo hemos conseguido. Gracias a todos.   

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión