Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Experiencias entre Manhattan y Ranillas

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 29/08/2022 A LAS 05:00
Un aspecto del edificio The Vessel, en los Hudson Yards, en Manhattan, Nueva York.
Un aspecto del edificio The Vessel, en los Hudson Yards, en Manhattan, Nueva York.
RGY23

La Torre del Agua no sirve para nada. Es un edificio sin función. Así fue concebido. 

Lo único que uno podía hacer allí, los meses que estuvo abierta, era subir por una rampa y bajar por la otra, contemplando mientras tanto la gran escultura colgada en su vacío interior. Puede verse como un absurdo arquitectónico. O puede considerarse como un ‘edificio-experiencia’, en el que uno entra simplemente para eso, para vivir la experiencia del propio edificio. El caso es que mientras nuestra Torre del Agua languidece en Ranillas, otro edificio-experiencia, muy distinto en cuanto a la forma, pero creo que de similar intención, triunfa en Manhattan. ‘The Vessel’, una estructura de 46 metros de altura situada en los llamados Hudson Yards de Nueva York, recibe miles de visitantes al día. The Vessel es básicamente una serie de tramos de escalera que alternan con descansillos trazando formas geométricas que evocan la perplejidad de algunos dibujos de Escher y se asemejan al panal de una colmena. Y que permiten que el visitante suba eligiendo su propio camino entre un gran número de posibilidades. Y cuando llega arriba, ¿qué se encuentra? Nada, porque no hay nada. Lo único que puede hacer, descoyuntándose un poco el cuello, es mirar a los rascacielos, mucho más altos, que rodean la estructura. Y volver a bajar. Por hache o por be, nuestra época valora las experiencias, incluso las que no tienen propósito definido. O esas, las que más. Así que nuestra Torre del Agua igual no tiene sentido. Pero puede que no le hiciera ninguna falta para convertirse, como The Vessel, en un foco de atracción.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión