Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

La subida de los tipos de interés

Por
  • EDITORIAL
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 25/07/2022 A LAS 05:00
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo.
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo.
Wolfgang Rattay / Reuters

La subida de los tipos de interés que el Banco Central Europeo (BCE) aprobó la semana pasada le da la vuelta a la política monetaria que había sostenido durante once años y que permitió a la eurozona capear la crisis financiera. 

Es una medida necesaria para frenar la inflación, pero al mismo tiempo introduce un nuevo factor de complejidad e incertidumbre en el escenario económico que afecta especialmente a España.

Se trata de una decisión esperada e inevitable, puesto que la inflación ha alcanzado cotas alarmantes y la subida de los tipos de interés es la principal herramienta de que disponen los bancos centrales para combatirla. De hecho, en Estados Unidos ya hace meses que la Reserva Federal emprendió el mismo camino. Al aumentar el coste del dinero se reducen tanto el consumo como la inversión, con lo que la presión sobre los precios también disminuye. El peligro es que la actividad económica se vea afectada negativamente hasta el punto de que la economía entre en recesión. El cambio de tendencia en los tipos de interés se convierte en un factor más de un escenario económico que, con la crisis de suministros, la guerra de Ucrania y la inflación, es muy distinto del que regía en los años anteriores a la pandemia. Para España, como para otros países del sur de Europa, un riesgo adicional es que los tipos más elevados se trasladen a la prima de riesgo, aumentando el coste de una cuantiosa deuda pública que ha aumentado considerablemente en los dos últimos años. El BCE ha previsto un ‘mecanismo’ para evitar que las primas de riesgo de los países financieramente vulnerables se disparen, pero no se conocen los detalles ni cuál será su efectividad. Por ello, España debe dar señales claras de que está dispuesta a adaptarse al final de la época del dinero abundante y barato, con planes rigurosos y serios para evitar que el gasto presupuestario y el déficit público se descontrolen.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión