Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Acople fino

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 15/06/2022 A LAS 05:00
Recreación artística que muestra al satélite Gaia observando la Vía Láctea.
Recreación artística que muestra al satélite Gaia observando la Vía Láctea.
ESA / Efe

La sonda Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha proporcionado nuevos mapas de la galaxia y alrededores.

 Según el instrumento que se use salen unas cosas u otras. Así, un plano muestra las estrellas que se acercan, en color azul, y las que se alejan, en rojo, y la velocidad a la que circulan. Otros mapas, obtenidos con diferentes instrumentos, muestran el ADN de los astros, su composición química. La sonda Gaia se ha ‘visto’ remotamente con el nuevo Telescopio Espacial James Webb, que va por esa misma zona, ambos dando vueltas a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Si aquí abajo pudiéramos descomponer la luz como esos telescopios y acceder a tres o cuatro enfoques diferentes quizá habría más armonía, al menos cromática. Por ejemplo, si nos viéramos en infrarrojos o con la mirada de una abeja tal vez nos entenderíamos mejor y asomaría la famosa empatía. Aunque también podríamos usar esas fantásticas visiones para lanzar las bombas y los misiles con más tino. En todo caso, ya tardan en salir al mercado lentes o filtros que nos permitan ‘ver’ con poco gasto otros trozos de eso que llamamos realidad y de la que solo captamos un 0,1%. Si encima resulta que esa ‘realidad’ solo es el 5% de lo que más o menos suponemos que hay, hemos de convenir que estamos todo el día inventando el mundo… incluyendo, por supuesto, a los demás, que a su vez nos inventan. Visto así, quizá no lo hacemos tan mal: cada cual inventa el mundo que cree estar viendo... lo milagroso es cómo se acoplan todas esas visiones.

mariano@gistain.net

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión