Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Subvenciones y deuda

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 02/04/2022 A LAS 05:00
Tanto Madrid como Barcelona han reducido su endeudamiento.
Subvenciones y deuda
HA

Sin haber salido aún de la crisis de la pandemia, con un paro endémico, desapareciendo empresas y negocios autónomos y los precios disparados, vivimos también los efectos de la guerra por la invasión rusa de Ucrania, con crisis energética y la inflación desbocada, y que puede acarrearnos además escasez de bienes y recursos.

En un escenario de incertidumbre con muchas familias con graves problemas económicos y pequeñas empresas a punto de ya no resistir, asombra la concesión de 20.319 millones € extra aprobada por el Gobierno para el Ministerio de Igualdad, para un Plan Estratégico hasta 2025. Igual de sorprendente que resulta crear una nueva subvención de 400€ a cada joven que cumpla 18 años (pueden ser 500.000 jóvenes al año), destinados al consumo cultural de conciertos, espectáculos, cómics, videojuegos y suscripciones a plataformas digitales. En vez de dar esa propina sólo a los dieciochoañeros para beneficio de un determinado tipo de industria de la cultura del ocio en realidad y discriminando al resto de jóvenes, el Gobierno podría ayudar a todos ellos con más becas de estudios, apoyo para matrículas y libros de texto y ayudas a familias numerosas necesitadas en poder dar formación a sus hijos.

Llevamos años aumentando la deuda del país porque los gastos son mayores que los ingresos, y ciertas subvenciones no esenciales la acrecientan. La deuda subió en 2020 hasta ser el 119,9% del PIB y a final de 2021 ya suponía el 122,1% del PIB.

El Gobierno tiene una gran responsabilidad en administrar bien sus recursos ajustando estructuras y ministerios, controlar y reducir gastos como el exceso de asesores, y atender primero las necesidades urgentes de la gente más necesitada, gastando bien para no tener que subir impuestos o revalorizar por debajo de la inflación a las pensiones. Sin reducir gastos propios, el recurso del Gobierno es la recaudación de impuestos; pero la deuda sigue creciendo y con intereses al alza, afectando a todos los españoles e hipotecando a las futuras generaciones. ¿No debería priorizar y atender a los colectivos no esenciales cuando llegue de nuevo la bonanza?  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión