Opinión
Suscríbete

Opinión

La inflación se dispara

Por
  • Editorial
OPINIÓNACTUALIZADA 29/10/2021 A LAS 05:00
FILE PHOTO: European Central Bank (ECB) President Christine Lagarde gestures during a news conference on the outcome of the meeting of the Governing Council, in Frankfurt
Christine Lagarde.
Kai Pfaffenbach

Los precios subieron en octubre un 5,5% respecto al año pasado, una cota que no se veía desde hace 29 años. Esto supone que el encarecimiento de los bienes y servicios sigue acelerándose, ya que en septiembre el incremento que se registraba de los precios respecto al mismo mes del año anterior era del 4%. Es una noticia inquietante. El crecimiento económico español será intenso en los próximos meses, pero menos que el previsto a causa, justamente, del aumento del coste de la electricidad, del incremento de la inflación y de los cuellos de botella en los suministros a empresas. Estos fenómenos paralizan tanto la producción como el consumo.

La buena noticia es que España supera los veinte millones de ocupados por primera vez desde 2008, al inicio de la pasada crisis financiera. La mala es que la inflación ha subido con fuerza en 2021 y las previsiones anticipan que seguirá subiendo en los próximos meses. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, admite que el alza de precios está durando «más de lo esperado», pero prevé que baje en 2022 y descarta la retirada de estímulos como la compra de deuda de los países del euro. En este contexto, la inflación es la principal amenaza para el crecimiento económico.

El Gobierno español y las autoridades europeas deben tener claro cuál es su objetivo porque las causas del incremento de la inflación están claramente identificadas: el aumento del precio del gas y otras fuentes de energía, la escasez de suministros y el coste del transporte, especialmente el marítimo. Es preciso adoptar cuanto antes medidas eficaces porque cortar la cadena de transmisión del encarecimiento de los combustibles al resto de la economía es muy difícil. La incesante subida de los precios de la electricidad ha dejado de ser un problema sectorial para convertirse en una amenaza sistémica sobre la recuperación de la economía española.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión