Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: 'Nuevos ministros y autonomías'

Por
  • Heraldo de Aragón
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 28/07/2021 A LAS 05:00
Foto de familia de todos los ministros en la escalinata del Palacio de la Moncloa
'Nuevos ministros y autonomías'
EP

'Nuevos ministros y autonomías'

En política nada suele ser lo que parece. 

Es difícil entender lo que sucede porque los protagonistas no acostumbran a comentarlo y dejan en sus portavoces la dura misión de su muestra pública. Algo de eso ha ocurrido en el reciente cambio de ministros y fundamentalmente de ministras: algunas de ellas han dado una profunda mejora cualitativa pasando del ámbito municipal al nacional, asumiendo responsabilidades de muy superior nivel al precedente. Los ciudadanos esperábamos ver a gente más rodada y nos ha resultado el puesto un lugar de entrenamiento para tiempos futuros. Los futbolistas nos muestran el camino: hay que chupar banquillo antes de ejercer de titular. Visto lo visto, a falta de aclaraciones, no tenemos más remedio que entrar en las conjeturas. Todo apunta a que en algunas autonomías díscolas con nuestro presidente Sánchez se pretende un cambio de sus gestores, paseando, y entrenando, a los adictos para que suenen bien en las próximas elecciones. A los ciudadanos de a pie parece que no debería afectarnos esto pero creo que hay un aspecto importante en el que estamos implicados. El Gobierno central trata de influir en lo que es nuestro, en el derecho a elegir libremente a los políticos que nos van a representar en lo cercano. El tema de fondo es que se trata de una coacción que suavemente se nos irá introduciendo en las bondades ministeriales. En lo que se refiere a Aragón, con independencia de las mayores o menores cualidades de la ministra que nos ha correspondido, hay que señalar que su elección se produce en un momento de prueba para Lambán, que pasa por unos tiempos difíciles en lo personal en los que necesita apoyo, no piedras en el camino. Más normal hubiera sido esperar tiempos mejores. Por tanto… ¡salud, presidente!

Francisco Alós Barduzal. ZARAGOZA

'Un parque infantil'

De los Presupuestos de 2017 se construyó un parque infantil de manera rápida quitando las parcelas que existían. Ponen en toda la explanada (tras desescombrar y derribar las parcelas) un suelo de hormigón y una valla que rodea bien el perímetro, dejan un ciprés casi seco acotado con bloques de arista en lugar de curvos por ser área infantil donde se rozan los niños y se producen cortes y raspones. Además, en el área infantil no existe ningún punto de agua ni fuente donde beber, lavarse o refrescarse (anteriormente en el solar habiendo parcelas tenían puntos de agua y alcantarillado). Tampoco existe una zona de sombra que impida la luz de sol directamente sobre las atracciones infantiles. Tras varios escritos al Ayuntamiento de Zaragoza no han realizado nada para evitar semejante problema, tratándose de un parque infantil, que más bien parece una justificación para ocupar con algo ese solar sito entre las calles Camino del Pilón, Vistabella y Antonio Layus del barrio de Miralbueno. A ver si toman nota y conciencia para solucionar un problema que afecta a nuestros niños y es injustificable que no se haya tomado ninguna medida.

Ignacio Ortín López. ZARAGOZA

'Con la mascarilla'

El 26 de junio dejó de ser obligatoria la mascarilla en espacios exteriores, siempre que se respetara la distancia de seguridad. Mi familia, desde esa fecha, hemos hecho dos viajes: uno a Ibiza y otro por Cantabria y Asturias. La mascarilla no se ha alejado de nosotros o, dicho de otra manera, no hemos hecho ninguna actividad fuera o en interiores sin contar con ese trozo de tela que ya forma parte de nuestras vidas. El sentido común, igual que el de muchos españoles que hemos encontrado haciendo turismo nacional, nos decía que las fluctuaciones de la pandemia con sus famosas variantes podían hacer estragos en un momento en que, según el psicólogo Francisco Javier Sánchez, una parte de la población busca desahogo en los viajes compulsivos. Hace poco oíamos hablar del síndrome de la cabaña y ahora surge un comportamiento opuesto, tal vez transitorios ambos. Si de algo estoy segura es de que hemos de recuperar la normalidad en nuestro día a día, teniendo en cuenta que, posiblemente, la solución está cada vez más cerca, pero que ahora nos toca vivir en un mundo de mascarillas. Y ya que hablo de viajar, espero que estas vacaciones nos permitan a todos conectar con esa parte que nos va a servir de empuje para volver a nuestras rutinas con energías renovadas.

Gema Abad Ballarín. REUS (Tarragona)

'Nada es eterno'

La idealización pervierte la realidad cambiante, que no se deja dominar, de ahí surgen las ideologías y los mitos, y locuras mentales que sufren los totalitarios. Son un camino lento pero seguro hacia el despotismo. Venimos sin libro de instrucciones a un mundo cruel e inimaginable, mecido por las dulces mentiras de mitos culturales e ideologías. Pero cuando eres un niño, para ti la muerte no existe y son inimaginables los tormentos que has de padecer. Dante, siglo XIII, a las puerta del Infierno, en su ‘Divina Comedia’, escribe: "Abandonad toda esperanza quienes entráis aquí". Nosotros no vamos a entrar en este mundo de la mano de Virgilio, sino de Heráclito, filósofo griego para quien nada es eterno y las cosas tienen una validez limitada a la vigencia de su circunstancia, si esta varía pierden su vigencia. Así, el franquismo estaba ligado a la figura de Franco, cuando este faltó su ‘auctoritas’ cesó. La memoria histórica también está ligada al poder actual, nada es eterno, y los poderes herederos se encargarán de quitarle su ‘auctoritas’, la vigencia que tenía ese poder, le guste o no, tendrá que cederla a otro. Todo lo suyo el que entre lo tirará a la basura, porque él viene con otras justificaciones, en realidad pseudojustificaciones que le otorgan nueva ‘auctoritas’, la que sostiene la construcción del nuevo poder, el objetivo de la política, no el bien común ni la justicia ni nada parecido. En el año 146 a. C. Escipión el Africano destruía Cartago hasta sus cimientos, por orden del senado romano, envidioso de su pujanza y progreso. Terminada su misión, comentó a sus colaboradores, mientras ardía la ciudad: "Un día Roma también caerá". La memoria histórica y el actual relato social-comunista, también. La democracia es principalmente propaganda, tiene que vender su producto, y la propaganda es un cuento disfrazado de realidad, esta repele y la propaganda atrae, por eso estamos en el reino de la mentira.

Isidoro Berdié Bueno. ZARAGOZA

'Un peligro potencial'

Hay un solar en la calle Pedro IV el Ceremonioso que hay peligro de que se pegue fuego y hubiera una desgracia, ya que hay una comunidad delante con coches aparcados y, a pocos metros, una gasolinera.

Luis Aldana Bescós. ZARAGOZA

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión