Opinión
Suscríbete

tribuna

El examen de las Bermudas

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 24/07/2021 A LAS 05:00
Comienzan las oposiciones de educación
'El examen de las Bermudas'
José Miguel Marco

Una fotografía de prensa de las recientes oposiciones de profesorado, en la que muchos varones lucían pantorrilla, me ha parecido la evidencia definitiva de que en nuestra sociedad se está imponiendo el hábito de las islas Bermudas, donde los hombres van a la oficina en pantalones cortos.

En un primer momento, se me antojó inverosímil que, sobre todo, la gente talluda, con sus sacos de interinidades a cuestas, opositara de esa guisa, tratándose de un acto oficial al que en otra época se iba con traje y corbata, una vestimenta que se ha ido relajando, lo sé, pero conservando siempre, creía yo, la formalidad que la ocasión requería.

Posteriormente, un examinador de dichas oposiciones me reveló que bastantes aspirantes, no solo habían ido en pantalón corto al hacer el examen, sino también, en fecha posterior, en el momento de leerlo ante el tribunal. Además, a diferencia del modelo bermudeño, consistente en pantalón liso, oscuro y fino, camisa de vestir, medias altas y zapato serio, los pantalones de nuestros opositores solían ser de turista, excursionista o surfista, acompañados de camisetas básicas estampadas y zapatillas o alpargatas sin calcetines.

El golpe final fue saber, por la fuente mencionada, que tres compañeros de su tribunal también fueron a pierna descubierta los días de autos. Así que he de admitir que sufro un anquilosamiento moral por el que me parece irrespetuoso ir en pantalón corto, cuando se va a firmar el acceso de alguien a la función pública. Y no digamos nada, si se va a suspender a quien se ha dejado la piel en el intento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión