Despliega el menú
Opinión

la columna

Que nos respeten

Por
  • Carmen Puyó
OPINIÓNACTUALIZADA 08/05/2021 A LAS 05:00
ELECCIONES 27 M 2007 /CARLOS MONCIN /
'Que nos respeten'
Carlos Moncín / HERALDO

A mí me gustaría, como ciudadana de a pie, preparada y bien informada, que, cuando haya nuevas elecciones en Aragón, el actual presidente Lambán y quienes se presenten a las mismas a la par que él con sus respectivos partidos, nos traten a los aragoneses, para empezar, con bastante más respeto que el que han recibido los madrileños –y no mencionaré a los catalanes para no embarrar más la cosa– por parte de sus representantes políticos. 

Conociendo la pasta de la mayoría de nuestros líderes, estoy segura de que así lo harán, quiero creerlo. Resulta que a mí me parece una falta de respeto tratar al votante como si fuera un niño al que puedes contentar con un pirulí.

Destacados politólogos, grandes entendidos en la materia, gurús de las encuestas y prestigiosos comentaristas políticos y periodistas han realizado en estos últimos

días profundos análisis sobre lo que ha pasado en Madrid. No me atreveré a ir contra sus afirmaciones, ni mucho menos a dudar del fenómeno Ayuso y su impresionante éxito electoral. Pero, si yo fuera madrileña, ahora mismo tendría la amarga sensación de que lo que se ha librado en la capital de España ha sido una pelea por el poder, legítima, evidentemente, pero en la que la calidad política ha desaparecido para dar paso a los efectos especiales. A algunos solo les faltó invitar a un buen cocido al que les asegurase su voto. Lo que yo espero de quienes me han de representar es que me hablen de sanidad, de cultura y de trabajo, de lo que piensan hacer. De las tapas, las cañas y el pollo a la chilindrón o el ternasco ya me encargo yo.

Etiquetas
Comentarios