Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Adiós al primer presidente

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 28/02/2021 A LAS 02:00
Juan Antonio Bolea, en el salón de su casa en Zaragoza.
Juan Antonio Bolea, en el salón de su casa en Zaragoza.
OLIVER DUCH

La muerte de Juan Antonio Bolea Foradada, primer presidente del Gobierno de Aragón (1978-1981) y primer presidente preautonómico, suma a la tristeza de una pérdida irreparable y sentida por todos los aragoneses el necesario reconocimiento hacia una figura imprescindible que defendió con tesón y determinación la singularidad de la Comunidad. Luchó especialmente durante la Transición y, posteriormente, en el resto de su carrera política por conseguir las mayores cotas de autonomía

Si hubiera que rescatar una imagen en la memoria colectiva de los aragoneses durante los inicios de la democracia, esa sería la manifestación del 23 de abril de 1978, que reunió a más de 150.000 personas en las calles de Zaragoza. Convocada nada más acceder a la presidencia, Bolea lideró la gran reclamación aragonesa en favor de las máximas cotas de autogobierno en un momento de creciente efervescencia política tras la muerte de Franco. Bolea entendió de manera preclara que Aragón no podía quedarse atrás, como en parte sucedió con la aprobación del Estatuto en 1982 a través del artículo 143 de la Constitución, la denominada vía lenta, impuesta desde Madrid para los procesos autonómicos pendientes.

Sin embargo, la semilla sembrada por Bolea en defensa del futuro de Aragón continuó en los años posteriores a través de sus sucesores y con el respaldo del conjunto de los aragoneses, hasta conseguir las sucesivas modificaciones. El legado de Bolea, en ese sentido, mantiene una plena vigencia en momentos especialmente convulsos en los que se sigue echando en falta la cultura del pacto y el entendimiento en la esfera regional y, sobre todo, en la nacional. Primero desde UCD y, posteriormente, en el PAR cultivó de forma innegociable un estilo integrador que siempre entendió como la única manera de servir a los aragoneses. Descanse en paz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión