Despliega el menú
Opinión

en nombre propio

Consejos

Por
  • Víctor Juan
OPINIÓNACTUALIZADA 28/01/2021 A LAS 01:00
Nuestro cerebro está predispuesto para el perdón, pero hay que alejarse de las personas tóxicas.
'Consejos'
HA

He anotado algunos de los consejos que me da ese tipo que me mira desde el otro lado del espejo mientras me afeito. Como lo que a mí me conviene puede ser bueno para otros, los dejo aquí por si alguien quisiera tomar nota.

Alarga los gozos que las penas bastante duran ellas solas. No gastes el tiempo alimentando pequeños rencores. Nada te sienta mejor que perdonar. Cuando la tristeza te alcance, no pelees con ella. Te pertenece. Es tan tuya como los

días de luz. Celebra por todo lo alto la alegría. Pretende permanentemente la felicidad. Indígnate y conmuévete. Ríe y llora. Desea. Alimenta la ilusión del niño que llevas dentro. Huye de la temperatura justa y del término medio. Déjate sorprender. Atrévete que, como canta Silvio Rodríguez, la cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes. No temas volver a empezar. Diles a las personas que quieres que las quieres. Díselo setenta veces siete. Recuerda lo bueno que has conocido, pero cada vez que puedas, elige lo bueno por conocer. Ama desmesuradamente, con exceso, a zarpadas, a espuertas, a manta, sin reservas. No temas que te desborde la pasión ni que los sueños no te dejen dormir. Pon las manos en el fuego por tus amigos y cuando en lugar de dedos tengas dos muñones chamuscados, toma otra vez partido por ellos. Déjate llevar por el ciento volando y no te conformes con el pájaro en mano. No guardes lo importante para mañana. Sé más cigarra que hormiga. Y, como escribió León Felipe, nunca reces como el sacristán los rezos.

Etiquetas
Comentarios