Despliega el menú
Opinión

Opinión

Optimismo y paciencia

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 17/11/2020 A LAS 02:00
Viales de la vacuna desarrollada por Moderna contra el coronavirus.
Viales de la vacuna desarrollada por Moderna contra el coronavirus.
DADO RUVIC/Reuters

En la carrera del mundo científico por conseguir cuando antes una vacuna que acabe con la pandemia se están dando a conocer relevantes avances. Así, la compañía estadounidense Moderna ha anunciado que la suya tiene una eficacia del 94,5%, una cifra superior incluso al 90% comunicado por las empresas Pfizer y Biontech hace una semana. Estos logros en los ensayos son ilusionantes, pero hay que esperar a los resultados definitivos, una vez que sean contrastados con los habituales y estrictos criterios. Mientras tanto, hay que seguir haciendo todos el esfuerzo de limitar los movimientos para conseguir que el número de contagios siga bajando.

Tras ocho meses de pandemia, las noticias que están haciendo circular los más importantes laboratorios del mundo sobre la próxima llegada de millones de dosis de vacunas y sobre su gran eficacia abren un esperanzador horizonte para recuperar la normalidad sanitaria y económica. A un anuncio esperanzador, como fue el de Pfizer, le sigue otro igualmente positivo, aunque Moderna ha asegurado que su suero no necesita un almacenamiento a temperaturas tan extremadamente bajas. En cualquier caso, los gobiernos deben ultimar ya los preparativos para que la primera vacuna que cumpla los requisitos de seguridad y eficacia pueda ser distribuida de la forma más rápida y equitativa posible.

El optimismo que generan los avances farmacológicos, que tiene un claro reflejo en los mercados bursátiles, no debe alimentar la habitual impaciencia de nuestras sociedades. La mayor flexibilidad posible en las restricciones sociales es deseable ante el agotamiento de la población y de la estructura económica. Sin embargo, no es momento de bajar la guardia. Entre las causas de la actual ola de la pandemia destaca la precipitación durante la primavera en la desescalada. Ahora no puede ocurrir lo mismo.

Etiquetas