Despliega el menú
Opinión

Opinión

Una buena candidatura

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 26/06/2020 A LAS 02:00
Nadia Calviño comparece ante Comisión
Nadia Calviño comparece ante Comisión
Kiko Huesca

El Gobierno ha anunciado la candidatura de su vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, a dirigir durante los próximos años las reuniones del Eurogrupo. Cuenta con una incuestionable experiencia como directora general de Presupuestos de la Comisión Europea, donde combinó grandes principios como el rigor fiscal y la cohesión económica, social y territorial. Si logra el cargo, para lo que cuenta con el apoyo de Alemania y el respaldo del PP y Ciudadanos, supondría que el Ejecutivo español debería actuar con la mayor ortodoxia, lo que implica ponderación y moderación para intentar cumplir con unos objetivos realistas.

La vicepresidenta tercera del Gobierno ya es candidata a presidir el influyente cónclave de los ministros de Economía pertenecientes a la eurozona. Si consigue el cargo, como todo parece indicar, no solo alcanzaría una relevante posición en Europa (junto a otros dos españoles: Josep Borrell, como Alto Representante para la Política Exterior y Seguridad Común, y Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo) sino también en el Ejecutivo de Pedro Sánchez. De hecho, el factor europeo le daría más autoridad que la que dispone el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, más proclive a saltarse los compromisos presupuestarios.

Si Calviño lograse la presidencia, en sustitución del portugués Mario Centeno, obligaría al Ejecutivo a dar ejemplo de responsabilidad presupuestaria y a restarle influencia al sector radical que encabeza Iglesias, que solo ve en Europa los ajustes de los temidos ‘hombres de negro’. Además, sería muy positivo para España porque sumaría así, sin abandonar Madrid, una cara visible en Bruselas, lo que beneficiaría a la marca-país. Con su prestigio dentro de la UE, la vicepresidenta podría trabajar para que los intereses nacionales sean atendidos en un momento en que es vital hacerse oír.

Etiquetas