Despliega el menú
Opinión

Opinión

Aragón, listo para la fase II

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 23/05/2020 A LAS 02:00
PREPARATIVOS PATIO DE OPERACIONES DEL AYUNTAMIENTO. CORONAVIRUS / 22-05-2020 / FOTO: LAURA URANGA [[[FOTOGRAFOS]]]
Preparativos en el Ayuntamiento de Zaragoza para su reapertura al público.
Laura Uranga

Es una buena noticia, dentro de la agobiante situación que ha provocado la pandemia, que las tres provincias aragonesas vayan a entrar a partir del lunes en la fase II de la desescalada, y que vayan a hacerlo, como es obligado, cumpliendo las necesarias condiciones de seguridad. El esfuerzo de los profesionales, de la sociedad y de la Administración autonómica consigue así que la Comunidad dé un paso más hacia la ansiada normalización de la vida cotidiana que permitirá una reactivación parcial de la economía.

El mantenimiento de las bajas cifras de nuevos casos de la covid-19, la descongestión de los hospitales y las medidas para el seguimiento de la enfermedad en los centros de salud, haciendo test a los casos sospechosos con celeridad, y disponer de suficientes camas uci en caso de que sobreviniese un rebrote son factores que permiten a las provincias aragonesas entrar en una nueva fase con seguridad. El trabajo realizado por los profesionales de la sanidad pública y por el Gobierno de Aragón en las últimas semanas ha dado su fruto al permitir que la Comunidad cumpla los requisitos marcados por el Ministerio. 

Tras el primer alivio de las restricciones en la fase I, esta segunda etapa hará posible que se reabran, con limitaciones, los centros comerciales y el interior de bares y restaurantes, además de museos y monumentos. También será posible visitar a familiares en residencias. La vida normal, así como la recuperación de la actividad económica no se alcanzan todavía, pero estarán desde el lunes un poco más cerca para los aragoneses. Hay que insistir, en todo caso, en que el virus sigue presente y podría producirse una recaída muy dañina. Sigue siendo necesario que tanto las empresas como los trabajadores, así como los consumidores y la ciudadanía en general mantengan alta la guardia y cumplan con las normas de distanciamiento físico. Solo con la adecuada protección podremos seguir avanzando.

Etiquetas