Despliega el menú
Opinión

la firma

Test, test, test

ACTUALIZADA 26/03/2020 A LAS 02:00
Test de detección del coronavirus
Test de detección del coronavirus.
KIKO DELGADO

Cuando estaba escribiendo la columna de esta semana, me han llegado tres correos electrónicos que me han hecho cambiar de tema. Quería explicar la relación entre el uso de la palabra ‘ciencia’ y las decisiones políticas. Con esto del coronavirus, algunas intervenciones de distintos líderes recurren a eso que llaman ‘Ciencia’ (con mayúscula y en singular) como si fuera un dios al que no se puede contradecir. Pero lo dejaré para otra ocasión.

El primer correo de un buen amigo me recomendaba leer la nota editorial de ‘The Economist’ de 19/03: "El desarrollo y despliegue de pruebas para el SARS-CoV-2 es crucial. Sin ellos, nadie sabe lo que está pasando". El titular lo dice todo. Y el comienzo del texto deja claro lo que después desarrollan con detalle. Traduzco: “Tenemos un simple mensaje para todos los países”. Así lo dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una conferencia de prensa celebrada en Ginebra el 16 de marzo. “Test, test, test. Todos los países deberían ser capaces de comprobar todos los casos sospechosos, no pueden luchar contra esta pandemia con los ojos vendados”. Sin las pruebas adecuadas para el SARS-CoV-2, el novedoso coronavirus que ahora se está extendiendo rápidamente por todo el mundo, dijo, no puede haber aislamiento de los casos y la cadena de infección no se romperá. Para corroborar este punto, una política vigorosa de pruebas parece haber frenado la propagación del virus en Corea del Sur de manera bastante drástica. Y en Vo, una ciudad de Italia, las pruebas exhaustivas y repetidas de los 3.300 habitantes han detenido completamente las nuevas infecciones». El resto del artículo confirma ese aldabonazo inicial para recalcar aquello de "piensa globalmente, actúa localmente". Aunque termina con un dato clave, hace falta tiempo.

El segundo ha sido de una amiga microbióloga, desbordada haciendo análisis. Cansada y en buena parte defraudada por ‘D. Simón’ que transmitía confianza, hasta que dejó de ser creíble con su politización manifiesta. Para ella hay muchos enigmas, "estamos ante un virus nuevo. Parecido a otros, pero nuevo. Se pueden hacer hipótesis, extrapolar situaciones... pero es nuevo". Por eso hace falta compartir mucho conocimiento internacionalmente para avanzar y superar al virus. Coincide con lo dicho antes: "Solo sirve el test diagnóstico". La diferencia entre un infectado asintomático y un no contagiado es nula. Mientras no concentremos los esfuerzos en resolver esa parte del problema seguiremos perdiendo el tiempo. Por mucho que se declare el estado de alarma, la cosa no será suficiente. Ni lo será el mero confinamiento en los domicilios y el ‘sociocidio’ de la paralización de la actividad económica.

El tercer correo incluía el bando municipal firmado por la alcaldesa de mi pueblo a quien conozco y aprecio. Arrogándose unas competencias que no está claro que le conceda la legislación vigente ha decidido enfatizar los límites a los derechos en vez de buscar soluciones alternativas. ¿Quién va a medir los 300 metros de paseo con el perro? ¿Es el policía local quien ha de decidir qué desplazamiento está justificado? Asesorada por no sé quién opta por perseguir y castigar en vez de imaginar, por ejemplo, la posibilidad de pasear por turnos, sin interacción humana. Si mi vecino con dos perros da cuatro paseos al día, qué más dará la distancia con tal de que no contagie a nadie. Hay demasiadas contradicciones y una querencia a la disciplina, al lenguaje bélico y el autoritarismo que no augura nada bueno.

El decreto de ‘sanchez’ se olvida de los niños, suspende derechos fundamentales pese a decir que no y prioriza a las mascotas por encima de las personas. Es evidente que nos hemos de cuidar juntos, que somos corresponsables de la salud pública, pero no debemos ser partícipes de la estupidez ni víctimas de la arbitrariedad. Basta una pregunta, ¿qué hace Pablo Iglesias saltándose la cuarentena que nos han impuesto?

Necesitamos con urgencia pruebas diagnósticas masivas y dejar de dar palos de ciego, encerrándonos en casa acobardados. Adelantarse y prevenir, no sólo paliar el desastre. El virus seguirá por aquí unos cuantos meses, cuanto antes sepamos dónde está, antes podremos frenarlo.

Etiquetas