Despliega el menú
Opinión

Opinión

Héroes no, personas

Por
  • Leopoldo Santorromán
ACTUALIZADA 26/03/2020 A LAS 13:05
Militares de la AALOG 41 descargan alimentos en la residencia de la calle de las Armas.
Militares de la AALOG 41 descargan alimentos en la residencia de la calle de las Armas.
Oliver Duch

Estamos ante el mayor reto de todas las democracias libres desde la Segunda Guerra Mundial. Es en estos momentos cuando surge lo mejor de las personas.

Cerrar la puerta por la mañana al salir de casa se ha convertido en un acto muy duro para muchos, tan duro como lo es para otros millones quedarse dentro. No somos héroes. Somos personas actuando como debemos hacerlo, protegiendo y cuidando de los más débiles de nuestra sociedad, nuestros mayores, igual que lo hicieron ellos en el pasado.

Es un orgullo ver cómo trabajan nuestros médicos, farmacéuticos, sanitarios, fuerzas de seguridad y todas las personas que están en primera línea, la lista es enorme. Conocen mejor que nadie los riesgos a los que están expuestos ellos y sus familias, y han elegido plantarle cara al maldito bicho. Tengo la tranquilidad y la seguridad que con medios o sin ellos siguen y seguirán luchando.

Pero al igual que esta primera línea de batalla, hay una segunda línea que se bate también el cobre todos los días en las fábricas para garantizar el abastecimiento. Hoy al recibir mis alimentos en una caja de cartón he puesto en valor ese elemento, aparentemente neutro, que viste y transporta los bienes más necesarios; leche, suero, respiradores, aceite, verduras….

En total, 90 fábricas de cartón repartidas por toda España operan con más de 11.000 personas, que en estos días salen de su casa para hacer funcionar esta maquinaria 24 horas, incluso los fines de semana. Héroes también, que se enfrentan a este problema común con la máxima solidaridad colectiva para hacer de su trabajo un elemento esencial en la cadena de suministro a nuestros hospitales, a nuestras residencias, a nuestros supermercados, a nuestros mayores, a nuestras casas…

Con una demanda que se ha disparado en las últimas semanas hacen el “pino puente”, intensificando sus turnos y sus horarios, para atender las necesidades sin escatimar una hora de esfuerzo, y con la conciencia de ser una parte vital de nuestra seguridad en esta batalla colectiva que luchamos.

Tenemos que ser responsables, y asegurar que nuestros sectores estratégicos indispensables sigan funcionando para cubrir las necesidades básicas de toda la población. Los alimentos, las medicinas, los respiradores, las mascarillas…, no viajan solas, necesitan camiones y camioneros que circulen, y cajas que las protejan y transporten.

No bajéis los brazos. Los que debáis estar en casa trabajando y frenando la expansión del virus seguid en casa. Los que tengamos que salir, lo haremos con cuidado y responsabilidad. Seguiremos produciendo, fabricando, envasando y distribuyendo: leche, pan, respiradores, medicinas, mascarillas, y esas cajas de cartón, que hoy más que nunca son un aliado fundamental para vencer a nuestro enemigo común.

Héroes no, personas. También os merecéis nuestro aplauso.

Leopoldo Santorromán es presidente de AFCO, (Asociación Española de Fabricantes de Envases y Embalajes de Cartón Ondulado)

Etiquetas