Despliega el menú
Opinión

Opinión

Un grave error del PSOE

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 23/11/2019 A LAS 02:00
Adriana Lastra (PSOE) con Gabriel Rufián (ERC), en una reunión mantenida el pasado verano.
Adriana Lastra (PSOE) con Gabriel Rufián (ERC), en una reunión mantenida el pasado verano.
Ballesteros / Efe

Pedro Sánchez y el PSOE cometen un serio error al buscar el apoyo de ERC para la investidura. El gobierno de España no puede depender de un partido que busca activamente la ruptura de la unidad nacional y que se niega a acatar el ordenamiento constitucional. Ese gobierno, en lugar de garantizar una mínima estabilidad, contribuiría a enconar más los enfrentamientos en la política española. Por lo demás, la ‘mesa’ de diálogo que el PSOE está dispuesto a aceptar no es una propuesta ni inocente ni inofensiva, sino una trampa.

La dirección del Partido Socialista ha decidido iniciar negociaciones formales con ERC para que los independentistas se abstengan o apoyen la investidura de Pedro Sánchez. Eso supone optar por un gobierno que nacería ya marcado por su dependencia de fuerzas políticas que no solo buscan la secesión de una parte del territorio nacional, sino que lo hacen desacatando la Constitución y las leyes e instrumentalizando las instituciones catalanas en contra del marco de convivencia democrática que nos hemos dado todos los españoles. 

En cuanto a la ‘mesa’ de diálogo que ERC pone como condición para apoyar a Sánchez, hay que decir que, por supuesto, el diálogo es fundamental para encauzar tanto el conflicto catalán como todos los grandes problemas del país. Pero ese diálogo debe producirse dentro de las instituciones, en el Parlament, en el Congreso de los Diputados, en el Senado, en las comisiones ya existentes entre el Gobierno de la nación y la Generalitat. Solemnizar la creación de un foro paralelo solo sirve para socavar las instituciones constitucionales. 

El PSOE debería rectificar rápidamente un rumbo que es dañino y peligroso. Y el PP y Ciudadanos tendrían que mostrarse mucho más activos a la hora de ofrecer opciones que, dejando al margen al separatismo, aseguraran tanto la investidura como la aprobación de los Presupuestos y unas condiciones básicas de gobernabilidad para los próximos años.

Etiquetas