Despliega el menú
Opinión

página 2

Pedro Tacatún: "Yo sigo"

ACTUALIZADA 21/11/2019 A LAS 02:00
Pedro Sánchez celebra la victoria del PSOE en las elecciones generales
Pedro Sánchez celebra la victoria del PSOE en las elecciones generales
Reuters/Sergio Pérez

Ni una ni dos ni tres. Hasta en 19 ocasiones pronunció Pedro Sánchez la palabra "corrupción" en la moción de censura con la que derrotó a Rajoy. Hace solo año y medio, pero merece la pena refrescar una de esas citas por su eterna vigencia: "La corrupción disuelve la confianza de una sociedad en sus gobernantes. Merma la fe en la vigencia del Estado de derecho cuando no hay una respuesta política acorde a la entidad del daño ocasionado. Destruye la fe en las instituciones, y más aún en la política, cuando no hay una reacción firme desde la ejemplaridad". El ataque a Rajoy por el caso Gürtel fue cierto, certero y fulminante. Obtuvo un respaldo mayoritario al que se sumaron independentistas y bildutarras para que él llegara por fin a la Moncloa. El cuadro hoy es muy parecido tras el escándalo de los ERE: cambian las siglas (PSOE en lugar de PP) y, sobre todo, un sórdido silencio cómplice, aunque la pintura siga siendo tenebrosa. El grito del silencio de Sánchez y de los barones socialistas ante el mayor caso de corrupción de esta democracia: 680 millones de dinero público esfumados... y esnifados. 

La excusa es que no es el PSOE de hoy, sino el de Felipe. Que no es Ferraz, sino la federación andaluza... Olvida deliberadamente Sánchez que, además de dos ex presidentes de la Junta, entre esos condenados hay un vicepresidente del Gobierno de España (Chaves) que presidió su padrino político, Zapatero, y dos ex ministros (Griñán, Álvarez) en distintos Ejecutivos socialistas. Silencio delator, pero previsible en un presidente que nunca ha tenido más programa ni más coherencia que la de Felipito Tacatún: "Yo sigo".

Etiquetas