Despliega el menú
Opinión

Opinión

Caída de recaudación

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 07/10/2019 A LAS 01:00
El consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, en su primera comparecencia en las Cortes de Aragón, el pasado mes de septiembre.
El consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, en su primera comparecencia en las Cortes de Aragón, el pasado mes de septiembre.
José Miguel Marco

En el siempre difícil equilibrio entre los ingresos y los gastos, a

la DGA se le están complicando las cuentas. Confluyen nuevos

factores, como el recorte de la recaudación fiscal y la repercusión de la desaceleración económica global, con antiguas deficiencias, como una financiación autonómica por parte del Estado que resulta claramente insuficiente. El Gobierno central que salga en las urnas en noviembre y los autonómicos tiene que pactar de forma urgente una reforma del sistema de financiación regional con una definición clara de los criterios de reparto y con una coordinación fiscal que evite la competencia desleal con los impuestos. 

España ha perdido cinco años de crecimiento económico para haber realizado algunas reformas necesarias, como la fiscal o la de la financiación autonómica. La falta de un Gobierno estable y la concatenación de citas electorales las han ido aplazando ‘sine die’ hasta el momento actual en el que el país sigue sin contar con un Ejecutivo sólido y, además, los síntomas de enfriamiento de la economía global son bastante claros. La consecuencia de esta parálisis legislativa y de la inquietante coyuntura internacional, con la guerra comercial y el ‘brexit amenazando a todos, es que en las cuentas públicas van incrementándose los números rojos. En Aragón, las arcas autonómicas ya han dejado de ingresar 158 millones de euros en los primeros ocho meses del año y los datos empeorarán hasta final de 2019.

La Comunidad y el resto del país tienen que prepararse para una caída de la recaudación por el previsible descenso de la actividad económica. Ahora, en plena precampaña electoral, los partidos deben explicar con claridad cuál es su propuesta fiscal. No hay ningún otro punto en los programas en el que se plantee con tanta determinación una política (bajar los impuestos) o la contraria (subirlos) como solución a los mismos problemas.

Etiquetas