Despliega el menú
Opinión

Opinión

Recursos necesarios

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 20/09/2019 A LAS 02:00
Aragón reclama a Hacienda las cantidades que le adeuda.
Aragón reclama a Hacienda las cantidades que le adeuda.
HERALDO

Todos los grupos parlamentarios de Aragón se ha unido para exigir al Ministerio de Hacienda que haga efectivo el pago de los 400 millones de euros que adeuda a la Comunidad por las entregas a cuenta y la devolución del IVA. Está claro que la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado por la incapacidad de los partidos nacionales para conformar un Gobierno central no puede seguir lastrando el desarrollo de Aragón y del resto de las autonomías.

La reforma de la financiación autonómica debería haberse aprobado en 2014, pero la crisis política catalana llevó a demorar la negociación. Cinco años después, ni se ha negociado ni está previsto que se negocie a corto plazo, con una campaña electoral y una cita con las urnas por delante, de la que no hay ninguna garantía de que surja un Gobierno. Sin embargo, lo que en 2014 era necesario, en 2019 es urgente. Ya es apremiante enfrentarse al fenómeno de la despoblación y financiar servicios básicos como la educación, la sanidad o la dependencia en zonas de población muy dispersa; decidir cómo se aliviará la carga de la deuda autonómica; establecer principios duraderos de reparto; y armonizar las políticas fiscales para evitar que algunos gobiernos regionales hagan una competencia desleal y acaben reclamando fondos al Estado para cubrir recaudaciones perdidas.

Es positivo que todos los partidos aragoneses vayan unidos en este objetivo, empezando por el presidente Javier Lambán y el jefe de la oposición, Luis María Beamonte. El de la financiación es uno de los pilares del modelo autonómico del Estado y está en el origen de conflictos graves como el planteado por el secesionismo catalán. Por eso hay que pedir unidad y lealtad constitucional. Si las Comunidades se justifican por la proximidad con que prestan servicios a los ciudadanos, justo es que reciban financiación suficiente en un reparto pactado de manera equilibrada.

Etiquetas