Despliega el menú
Opinión

Opinión

Dos legislaturas diferentes

ACTUALIZADA 08/09/2019 A LAS 02:00
Javier Lambán, presidente de Aragón
Javier Lambán, presidente de Aragón
Oliver Duch

Entre la oposición al concierto del colegio Ánfora, el arranque de un intento de negociación política por los bienes y la implantación de una reforma fiscal, Lambán inició hace cuatro años una legislatura en la que quiso diferenciarse desde el primer minuto de la gestión de su predecesora y apostó por un perfil ideológico. Ese gobierno de izquierdas de Lambán, que remarcaba en cada comparecencia, fue adquiriendo con el tiempo un acento más posibilista acaso obligado por las propias sentencias de los tribunales en favor de la enseñanza concertada -que derivó en una masiva manifestación en Zaragoza- y por la escasa sintonía con su socio presupuestario. La propia crisis interna nacional del PSOE y el conflicto catalán impulsaron el liderazgo externo de Lambán en la parte final de su mandato a la vez que le permitió manejar con un cierto desahogo el día a día en las Cortes, favorecido por un Partido Popular en pleno proceso de renovación. Cuatro años después, el nuevo presidente arranca con un mensaje opuesto, tamizado por la presencia del PAR en su Ejecutivo, con una situación más cómoda con Podemos y con un sólido control interno. Su exigencia de un cierre de filas en su partido anticipa las dificultades que augura con un gobierno transversal. Y esta vez se topará con una oposición frontal.

Etiquetas