Opinión

Autovías y peajes

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 16/08/2019 A LAS 02:00
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, atiende a los medios a su llegada al acto de investidura de Chivite, en Navarra.
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, atiende a los medios en Navarra.
Efe/Jesús Diges

El Ministerio de Fomento ha lanzado la idea de que los usuarios de las autovías paguen un peaje «simbólico» para su mantenimiento. Así ocurre en otros países europeos. Pero, en el caso de Aragón se impone que, previamente, el Estado invierta más de 2.800 millones de euros en la construcción de los tramos pendientes de vías rápidas. Lo razonable es que el Gobierno se plantee cobrar por un servicio cuando este esté completo y sea de calidad, no antes.

Aragón arrastra dos carencias desde hace ya muchos años que limitan su desarrollo de forma relevante. Por una parte, un evidente déficit de infraestructuras de transporte. Por otra, un peor trato presupuestario de los Gobiernos centrales en comparación con otras comunidades autónomas. Un ejemplo claro de esta discriminación es la bonificación de peajes de autopistas. En este contexto, resulta claramente injusto que Fomento plantee ahora un cobro, aunque sea «simbólico», por el uso de las autovías. Puede tener sentido en otras comunidades con amplias redes de comunicaciones, pero no en esta donde aún faltan numerosas infraestructuras básicas.

La propuesta del Ministerio de Fomento no es descabellada, sobre todo si el coste asumido por el usuario es relativamente reducido. Su aplicación, de cualquier modo, exigiría estudiar soluciones para los sectores más implicados, como los transportistas, y para evitar posibles efectos perniciosos sobre la fluidez del tráfico y el desvío de una parte de los vehículos a carreteras de menor capacidad. Además, y ante todo en el caso de Aragón, exigiría que el Gobierno cumpliese con sus compromisos viarios adquiridos con los ciudadanos. La Comunidad lleva muchas décadas esperando que se cumplan promesas sobre la articulación de su extenso territorio. No cabe ahora tener prisas en cobrar aquí una tasa por unas autovías que ya debieron haberse construido hace muchos años.

Etiquetas