Despliega el menú
Opinión

Un pacto insólito para Aragón

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 28/07/2019 A LAS 00:00
Los integrantes de Podemos-Equo, con Escartín a la cabeza, este sábado en la sede de la formación morada
Los integrantes de Podemos-Equo, con Escartín a la cabeza, este sábado en la sede de la formación morada
José Miguel Marco

Podemos ha llegado a un acuerdo programático con Javier Lambán para apoyar su investidura y formar parte de su Gobierno. Si las bases de la formación morada lo ratifican entre hoy y mañana, Aragón contará con un insólito Ejecutivo formado por cuatro partidos (PSOE, Podemos, PAR y Chunta). Estas formaciones tan dispares han demostrado que son capaces de pactar. A partir de ahora, tendrán que demostrar si son capaces de gobernar acatando los valores constitucionales que Podemos ha puesto en tela de juicio.

PSOE, Podemos, PAR y Chunta ya cuentan con un documento de 132 medidas que constituyen las bases programáticas para el desarrollo de la X legislatura. Si la consulta a la militancia de Podemos y Equo lo respalda, Lambán será investido esta próxima semana como presidente de la Comunidad con el objetivo de completar un segundo mandato consecutivo. El ‘sí’ de los cinco diputados de Podemos, el último partido en sumarse a esta alianza, garantiza al presidente en funciones la mayoría absoluta que necesita para revalidar su cargo el próximo miércoles, día en que se producirá la primera votación en las Cortes. El PSOE y sus aliados suman un total de 36 apoyos, dos más de los 34 que marcan la mayoría absoluta. Esta contradictoria coalición está, pues, muy cerca de ser el germen del nuevo Ejecutivo de Aragón. No es el idóneo, porque los votos de los ciudadanos expresaron el 26 de mayo una voluntad más centrista. No obstante, Javier Lambán ha pactado con quien ha querido negociar con él.

Este Gobierno cuatripartito nace de una clara voluntad de entendimiento que a todos les ha supuesto importantes cesiones. Pero este espíritu constructivo, aunque loable frente al espectáculo que los partidos nacionales han dado en Madrid esta misma semana, no es suficiente para dirigir la Comunidad. El objetivo no es tanto formar un Gobierno, como que este sea capaz de mejorar la vida de los aragoneses. Para ello es preciso que se comprometan, primero, a ser leales entre ellos, con el programa pactado y, sobre todo, con la ciudadanía. Segundo, deben garantizar la estabilidad del Pignatelli y de la Comunidad para toda la legislatura. Y tercero, tienen que evitar las contradicciones que pueden surgir en un equipo formado por cuatro formaciones tan dispares. El presidente tendrá ocasión de hacer gala de su capacidad de liderazgo, en especial después de que Podemos haya demostrado en otras comunidades que no es un socio fiable. Que Aragón cuente de una vez con un nuevo Gobierno será una buena noticia. No obstante, lo inusitado del pacto que lo respaldará obliga a HERALDO a vigilarlo de cerca.

Etiquetas