Despliega el menú
Opinión

PAR: susto o muerte

ACTUALIZADA 27/06/2019 A LAS 02:00
Salón de plenos de las Cortes de Aragón.
Salón de plenos de las Cortes de Aragón.
Oliver Duch

Tras sus veleidades con el PP ante las elecciones generales, los resultados del PAR en las autonómicas y municipales colocaron al partido en una encrucijada que suena a chiste -susto o muerte-, pero huele a drama. Cómo no, apostó por el mal menor. Ahí están los aragonesistas: con su medio siglo de protagonismo en la democracia y sus evoluciones del regionalismo al autonomismo, de la derecha esencial al centro polivalente, hoy aliados con el PSOE.

Aun con Vox fuera y limitando su apoyo a la investidura, un tripartito de centroderecha (PP, Cs, PAR) le hubiera dejado prácticamente sin sitio y sin aire. Muerte súbita. Un gobierno con el socialista Lambán desataría -así ha sido- convulsiones y sacudidas, pero el paciente seguiría conectado al oxígeno. Como en el primer supuesto, aunque Podemos quede fuera del Pignatelli y se limite a permitir un gobierno en minoría (PSOE, PAR y tal vez CHA), se habrá superado la investidura, pero quedará por delante toda la legislatura.

Salvo imprevistos, tendremos gobierno en julio, vacaciones en agosto y ‘rentrée’ en septiembre... con la DGA en manos de Podemos. Problema antitético pero similar al que el PAR tenía con Vox. Veremos ahora qué pasa con los impuestos, con la concertada, con la transición energética y el carbón, con los embalses… Lambán necesitará, sí o sí, a Podemos. Susto o muerte otra vez.

Etiquetas