Despliega el menú
Opinión

De urna a urna

ACTUALIZADA 02/05/2019 A LAS 02:00
Luis María Beamonte y Javier Lambán están enfrentados por la ley de derechos históricos.
Luis María Beamonte y Javier Lambán, en las Cortes de Aragón.
Oliver Duch

De urna a urna y votamos de nuevo porque toca. Siguen en el aire los pactos tras las elecciones generales del pasado domingo y ya estamos metidos de lleno en la vorágine de las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo. Que nadie las vea como una segunda vuelta, porque no se parecen en nada: la mera extrapolación de resultados daría la victoria al bloque del centroderecha, que en Aragón y en Zaragoza tuvo este 28 de abril más votos que la izquierda. Si Sánchez y Rivera se empecinan en negarse mutuamente, y no parece que sea entuerto fácil de deshacer, en solo un mes nos podemos encontrar con un cambio repentino del mapa político regional y virar a la derecha tras el reciente e inapelable triunfo nacional de los socialistas. Cosas de la política y de la ley electoral, que no reparte igual 7 diputados del Congreso que 67 parlamentarios autonómicos o 31 concejales en Zaragoza. Tampoco se puede pasar por alto que en ambas citan concurren otros agentes: PAR, CHA e IU en las autonómicas y ZEC, Podemos, CHA y PAR en las municipales. La izquierda comparecerá más fraccionada incluso que la derecha. Tan agitada está la política que puede deparar resultados sorprendentes como los de un vuelco con cambios de gobiernos en solo cuatro semanas.

Etiquetas