Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

verano/fuera de circuito

Los Ases del Jiloca, el tex-mex que llegó de Teruel

Roberto Montañés, Laura Ruiz, Elena Martínez y Chabier Crespo componen este póker lucense.

Montañés, Martínez, Crespo y Ruiz, Los Ases del Jiloca
Montañés, Martínez, Crespo y Ruiz, Los Ases del Jiloca
D. del Castillo

Las canciones de esta formación aragonesa nacida en Luco de Jiloca están inspiradas en las pequeñas grandes historias relacionadas con la localidad turolense y su entorno. En este grupo milita uno de los miembros del grupo Los Gandules, Roberto Montañés, además de Laura Ruiz, colaboradora habitual de la banda. Junto a ellos, completan el póker lucense de ases Elena Martínez y Chabier Crespo.

Así, estos músicos se transfiguran en Sr. Desbrozador (Roberto Montañés), Señor Arraclán (Chabier Crespo) y las Cardelinas de la Ribera (Elena Martínez y Laura Ruiz) para entremezclar realidad y ficción en canciones protagonizadas por personajes de lo más heterogéneo, como el famoso bandido Mediaoreja (que hizo de las suyas en la zona entre finales del siglo XIX y principios del XX) o la Paloma (regente de algunos de los teleclubes de la comarca). ‘Teleclub’ es, precisamente, el título de su debut discográfico, que presentaron en concierto en el recinto ferial de Calamocha el pasado año.

«En nuestra ignorancia creemos que hacemos tex-mex jilocano extremo. Bueno… sí, eso es lo que hacemos», declara Roberto Montañés.

Sobre la idea de formar el grupo, el componente de Los Ases del Jiloca recuerda que surgió «tras una desproporcionada ingesta de sopeta en las fiestas de Luco de Jiloca y un largo paseo contemplando las estrellas en Valdeburro, así fue exactamente».

Entre los hitos de esta banda destaca «haber escrito una canción sobre el hurto de 25 cabezas de ajos y otro tema inspirado en el ataque inopinado de una caparra al costado izquierdo de nuestro acordeonista el Sr. Arraclán», bromea.

Durante este verano se les podrá encontrar actuando «en algunos lugares del Jiloca y aledaños, como Odón, Pancrudo, Cucalón, Sarrión... También tenemos previsto visitar la ribera del Manubles y el Somontano del Moncayo. No tenemos intención de ir más allá, para nosotros superar el puerto de Paniza es toda una aventura –chancea–. Y quizá recorriendo con las manos atrás los 130 metros que separan el Teleclub y la báscula de Luco de Jiloca lleguemos a pergeñar un nuevo larga duración… los caminos de la creación son inexcutrables».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión