Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

fuera de circuito

La cerámica es una forma de vida en Sediles

Néstor Pablo Roldán se ha encontrado en su taller de esta población zaragozana. Plantea nuevos retos profesionales, seguir creciendo.

Néstor Pablo Roldán, con sus cerámicas.
Néstor Pablo Roldán, con sus cerámicas.
Cerámica Saedile

Desde su taller artesano en Sediles (Zaragoza), Néstor Pablo Roldán ennoblece el arte de la cerámica, convirtiéndose en un referente y llegando a trabajar para producciones de Netflix. Una pasión y un oficio que combina con la pintura y la escultura.

La pulsión artística le acompaña desde bien pequeño, aunque profesionalmente ha tardado en plasmarse ya que anteriormente fue miembro de la Unidad Militar de Emergencias, hasta que dio un volantazo vital hace menos de un lustro. «La vocación lleva en mí desde que nací. Mi madre se dio cuenta de que yo con un año ya sujetaba el pincel como un adulto y pinté, de aquellas maneras, mi primer cuadro en 1984. Siempre he ido de la mano de las artes, independientemente de los trabajos o fases distintas que he podido pasar en mi vida. Como todo río que acaba en el mar, tarde o temprano, algo me decía que tenía que acabar desarrollando lo que siempre me ha apasionado, era como un tambor incesante golpeando, queriendo salir y aquí estoy, trabajando en lo que sé, en lo que soy más feliz y estoy más cómodo y convencido profesionalmente», explica.

A pesar de su corta trayectoria con el torno, su trabajo, tan minucioso y concienzudo, no ha tardado en ser reconocido y apreciado. «Toda mi corta evolución hasta la fecha, en estos cuatro intensos años desde que me lancé junto con sus respectivos años de formación académica en Bellas Artes, es un orgullo para mí. La gente piensa en los hitos materiales, como mi trabajo para Netflix, pero en realidad el mayor hito para mí ha sido este viaje inverosímil en un breve espacio de tiempo, que, junto con una pandemia de dos años y una crisis, hemos podido establecernos y darnos a conocer ya de forma internacional, sin más pretensiones que las de poder estar cómodos en nuestro volumen de trabajo», relata.

Su afán por progresar le empuja a importantes desafíos que le aguardan en el futuro inmediato. «Hay mucha versatilidad en mi labor, me siento cómodo en todo, por eso estamos proyectando nuevos horizontes de trabajo, nuevas piezas más exigentes, murales de gran formato, esculturas de una exigencia técnica más ambiciosa y, sobre todo, ir haciéndome un nombre, un estilo fácilmente reconocible, pero todo llegará», concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión