Despliega el menú
Ocio y Cultura

videojuegos

Ghost of Tsushima: belleza samurái

Este juego exclusivo de Play Station 4 enamora por sus gráficos, divierte por sus mecánicas de lucha y solo flaquea por su algo repetitiva historia.

'Ghost of Tshusima' es uno de los videojuegos más bonitos de todos los tiempos
'Ghost of Tshusima' es uno de los videojuegos más bonitos de todos los tiempos
Heraldo.es

Nunca te acostumbras a la apabullante belleza de Tsushima. A sus amaneceres deslumbrantes, sus atardeceres dorados, sus noches bañadas por la luz de una gigantesca luna blanca y su naturaleza de brillantes colores. Esta isla, minuciosamente diseñada para enamorar al jugador, y verdadera protagonista del juego, es gigantesca y está llena de vida. Vida, muchas veces, peligrosa.

Corre el año 1247, en pleno apogeo del Japón feudal, cuando los mongoles invaden este paraíso insular y arrasan al ejército samurái aprovechando su superioridad numérica y su inferioridad moral. Todos los honorables guerreros nipones mueren en la batalla mientras ven su honra arrastrada por el fango. Todos menos uno. 

El jugador encarna a Jin Sakai, el último Samurái de Tsushima, cuya misión será liberar a su tío, y a toda la isla, del ejército mongol. Jin no tardará en darse cuenta de que, para derrotar a su brutal enemigo, deberá aparcar su recato y dignidad samurái para convertirse en un despiadado fantasma que elimina a sus víctimas desde las sombras.

Ghost of Tsushima
Tsushima es un mundo abierto inmenso y lleno de belleza
Heraldo.es

De frente o por la espalda

Esta dicotomía entre la luz y la oscuridad impregna el juego por completo: en el transcurso de su historia, en la ambientación que pasa continuamente del día a la noche y de la calma a la tempestad y, sobre todo, en sus dinámicas de combate entre el samurái y el fantasma. 

En ‘Ghost of Tsushima’ cada enfrentamiento se puede librar de frente, retando a nuestros enemigos a un singular duelo que acabará en una masacre en la que terminaremos con ellos mirándoles a los ojos; o desde la sombra, asesinándoles uno a uno y ocultándonos en las hierbas altas o trepando a los tejados para no ser vistos.

Estos modos de juego no son excluyentes, de hecho, se puede iniciar un enfrentamiento desde el sigilo y luego pasar al combate abierto –por voluntad propia o porque hemos sido descubiertos– y, asimismo, Jin también podrá huir o lanzar una bomba de humo si ve que las cosas se complican, y continuar matando desde el sigilo.

Cada forma de lucha tiene su progresión y el jugador podrá explorarlas todas al mismo tiempo o especializarse. El combate cuerpo a cuerpo se basa en cuatro posturas que Jin irá aprendiendo a lo largo de la historia y que tendremos que alternar en pleno combate en función del enemigo. Las combinaciones de botones para bloquear o esquivar y alternar los diversos ataques convierten cada pelea en un arte desafiante y cargado de espectacularidad que incentiva al jugador a progresar.

El principal modo de transporte de 'Ghost of Tsushima' es el caballo, aunque también hay viajes rápidos
El principal modo de transporte de 'Ghost of Tsushima' es el caballo, aunque también hay viajes rápidos
Heraldo.es

El sigilo, por su parte, está un poco menos cuidado y se basa sobre todo en acercarnos por detrás al enemigo sin ser detectado y encadenar varios asesinatos según vamos accediendo a nuevos puntos de habilidad. Además, Jin también se apoyará en artefactos como el letal ‘kunai’ –una sigilosa cuchilla voladora– las bombas de humo y los menos sigilosos explosivos

Mención aparte merecen los arcos, uno rápido y otro pesado, que se basan en una dinámica de ralentización del tiempo para apuntar, que ya hemos visto en otros títulos y que resulta tan divertida como efectiva. Además, durante el juego Jin irá desarrollando nuevas técnicas y consiguiendo más armas a distancia que no desvelamos.

Brillos en el ocaso de la PS4

Los gráficos de ‘Ghost of Tsushima’ son de lo mejor que hemos visto en una PS4 que ya está de retirada, ante la inminente llegada de su sucesora. Aunque la diferencia entre el realismo de los personajes en las cinemáticas y durante la acción, es notable, la ambientación de la isla de Tsushima no sufre esa misma penalización

La belleza es constante y omnipresente. Sucker Punch ha creado uno de los juegos más bonitos de la historia tanto por su vibrante naturaleza, que genera un ‘efecto wow’ permanente, como por su ambientación basada en fenómenos meteorológicos y efectos de luz, que en ocasiones tienen más dramatismo que la propia historia.

Aunque hay muchas armas, la principal compañera de combate de Jin en 'Ghost of Tsushima' es la katana
Aunque hay muchas armas, la principal compañera de combate de Jin en 'Ghost of Tsushima' es la katana
Heraldo.es

A pesar del cariño puesto en cada detalle, ‘Ghost of Tsushima’ no es perfecto. Es un mundo abierto de gigantescas dimensiones con una historia de decenas de horas de juego en el que el jugador se mueve guiado por el viento, y, aunque no son muy frecuentes, el juego tiene ‘bugs’ y fallos, sobre todo en interiores demasiado oscuros e incluso en alguna cinemática poco cuidada. Otro de sus puntos débiles es el agua: los ríos y el mar no tienen la misma calidad del resto de la naturaleza y lo mal que nada Jin puede resultar incluso cómico.

La sombra de Kurosawa

Como el resto del juego, el guión de ‘Ghost of Tsushima’ tiene claroscuros. A pesar de que los constantes guiños al género samurái harán disfrutar a muchos fans, éste es probablemente el apartado más flojo de este título. El relato peca en ocasiones de cierto infatilismo, que contrasta mucho con lo sangriento de sus combates. Además, las misiones se vuelven con el tiempo repetitivas, ya que se suelen basar simplemente en acabar con todos los enemigos de un asentamiento.

A pesar de todo, la historia principal es bastante larga y el juego está repleto de retos, recompensas y misiones secundarias muy entretenidas que garantizan decenas de horas de entretenimiento a los jugadores más ‘completistas’ y les invitan a no perderse ni un solo detalle de toda la incomparable belleza que esconde Tshusima.

Trailer de 'Ghost of Tsushima'

Etiquetas
Comentarios