Despliega el menú
Ocio y Cultura

exposición

La muestra 'Gregorio Ordóñez. La vida posible' recuerda a través de casi 300 objetos e imágenes al político vasco

Su viuda Ana Iribar dice que algo se ha debido "hacer mal o dejado de hacer bien", para que "escuchar su discurso siga siendo efectivo".

La exposición 'Gregorio Ordóñez. La Vida Posible' recuerda en el Palacio Miramar de San Sebastián, a través de casi 300 objetos personales, imágenes y material de campañas electorales, la vida del político vasco del PP, asesinado por ETA el 23 de enero de 1995. Durante el acto, su viuda, Ana Iribar, ha afirmado que su discurso sigue siendo "efectivo y válido" 25 años después, lo que, en su opinión, supone que algo se ha debido "hacer mal o dejado de hacer bien".

En la presentación de la exposición, en San Sebastián, Iribar, acompañada de la comisaria de la muestra, María Jiménez, del encargado del diseño museográfico, Enrique Bonet, del director de producción audiovisual, Iñaki Arteta y del editor del catálogo, de ediciones El Viso, Gonzalo Saavedra, ha destacado que este es "un momento de memoria muy importante y de agradecimientos".

"Veinticinco años después seguimos recordando a Gregorio Ordóñez, no hemos dejado de hacerlo; algunos especialmente en casa, pero mientras hemos trabajado en este proyecto he descubierto que no sólo yo le echaba de menos", ha afirmado Iribar, que ha explicado que han tardado un año en preparar este proyecto, que surge de una visita que "por casualidad" realizó en Madrid a una exposición sobre el poeta León Felipe, comisariada también por Bonet, cuyo trabajo museográfico "le impresiona".

"Le llamé y le dije quiero que me traigas a 'Gregorio Ordóñez 25 años después' para que volvamos a recordarle y las nuevas generaciones sepan quién fue y cómo desarrollo su trabajo, en qué condiciones, aquí en San Sebastián", ha explicado, para añadir que luego habló con Jiménez para comisariar la exposición y con Arteta que "ha dirigido, editado y producido los tres audiovisuales de la exposición".

Además, la presidenta de la Fundación ha destacado que es "importante" recordar a Gregorio Ordóñez y le "asombra" que lo sea incluso, porque ello supone que "en estos 25 años algo hemos debido de hacer mal o algo hemos dejado de hacer bien", para que "escuchar su discurso hoy en día siga siendo efectivo y válido". "Es una pregunta que lanzo", ha reflexionado, para añadir que espera que este proyecto "emocione".

Preguntada por los periodistas sobre qué es lo que se ha podido hacer mal, Iribar ha enumerado "tareas pendientes vinculadas a las víctimas del terrorismo", como, por ejemplo, "esas más de 300 familias que todavía no han visto resuelto su caso".

"No han pasado por un juzgado y no saben quién ha asesinado a su familiar, siendo como es la justicia un pilar fundamental de la democracia y un consuelo muy especial para los familiares de las víctimas del terrorismo, entre otras cosas", ha señalado.

Asimismo, ha recordado que Ordóñez "decía que HB y ETA sobraban del País Vasco, que eran lo mismo, y que debíamos arrinconarles, no solo políticamente, sino también socialmente", que "no era tarea solo de uno, sino de muchos, la que iba a cambiar las cosas que había que cambiar".

"No es digno"

A este respecto, ha criticado que, por ejemplo, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, "tiene un pasado terrorista" y "no es digno de una democracia que admita en sus filas, que siente en su Congreso, en sus ayuntamientos, en sus parlamentos autonómicos a personas que están vinculadas, además directamente, con atentados terroristas". "Me parece que el discurso político de ETA al que se enfrentó Gregorio Ordóñez con mucha valentía no puede tener cabida en una sociedad y en una democracia que se precie", ha incidido.

También ha recordado que el asesinato de Ordóñez fue "electoral, según los propios medios de comunicación", ya que ETA lo mató cuatro días después de presentar su candidatura a alcalde de San Sebastián, y en 1995 el PP fue "la fuerza más votada" en esta ciudad. "Qué duda nos queda de que hubiera sido alcalde, que era su máxima ambición", ha recordado.

"ETA asesina a su adversario político pero estoy convencida de que Gregorio hubiera sido, ya lo fue y lo es, un hombre muy importante para todos nosotros", ha apuntado. 

"Biografía concentrada"

Por su parte, Jiménez ha indicado que la exposición ofrece "una biografía concentrada de Ordóñez, no solo política, sino también de su forma de ser, su carácter y su forma de enfrentarse a la vida que va totalmente ligada a su forma de hacer política y al proyecto que tenía".

La muestra se articula en tres salas, la primera centrada en el atentado de Ordóñez, "en por qué estamos aquí", una segunda que desglosa su biografía política "en todas sus etapas, en el Ayuntamiento de San Sebastián y el Parlamento Vasco", y una tercera "entrañable" sobre sus orígenes familiares, desde Venezuela donde nació, pasando por Pamplona donde estudió hasta San Sebastián.

"Son, en total, casi 300 objetos entre fotografías, objetos personales, material de campañas electorales, los que están expuestos en esta exposición que en el fondo quiere no solo contar lo que pasó, sino también evocar lo que pudiera haber ocurrido si la carrera de Ordóñez no se hubiera frustrado en su mejor momento", ha señalado.

La muestra, que itinerará por Bruselas, Madrid y otros lugares y que acogerá visitas para escolares y universitarios y guiadas, para lo cual se "han ofrecido", según Iribar, entre otros, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, el diputado foral de Cultura de Gipuzkoa, Denis Itxaso, la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, o el filósofo Fernando Savater, incluye desde la cartera con el teléfono móvil o un cómic que llevaba a su hijo el día que fue asesinado, hasta cartas o portadas de periódicos y recortes de prensa.

Jiménez ha añadido que esta muestra refleja los "valores" de este político que "son capaces de conmovernos e interpelarnos a todos", al tiempo que hace un repaso de su recorrido en la que era "la opción política más difícil en la San Sebastián de ese momento", defendiendo y trabajando por "un proyecto político por la libertad, contra el terrorismo pero también un proyecto cívico de una ciudad libre y abierta como la que querían construir". 

"Mensaje optimista"

Por su parte, Bonet ha añadido que esta exposición, que transmite un "mensaje optimista partiendo de una tragedia", intenta reflejar la cultura vasca, "esencia" de Ordóñez a través de la obra de Agustín Ibarrola, Eduardo Chillida y Jorge Oteiza y, además, "jugando con el concepto de luces y sombras", porque fue "una persona llena de luz que desgraciadamente emana sombras". "La emotividad no compite con la narrativa, que es maravillosa", ha destacado.

Saavedra ha hablado sobre el catálogo de la muestra, con más de 300 imágenes, en un libro "que permanecerá vigente para el futuro, más allá de la exposición, como una herramienta trascendente para recordar y comprender la realidad de unos años en los que la sociedad estaba condicionada por el azote del terrorismo".

Finalmente, Arteta ha señalado que los este proyecto es una muestra "insuperable" de homenaje hacia "el amor imperecedero de los familiares de las víctimas del terrorismo de ETA, que es algo que no se desvanece en el tiempo, sino que se consolida".

Etiquetas
Comentarios