Ocio y Cultura

cultura

Víctor Ullate reclama "apoyo institucional" para salvar su compañía de danza

El zaragozano dice que su ballet tiene "proyectos pero no dinero" y propone que lo adquiera la Comunidad de Madrid.

Víctor Ullate, el pasado julio, en la presentación de su último espectáculo, ‘Antígona’.
Víctor Ullate, el pasado julio, en la presentación de su último espectáculo, ‘Antígona’.
Europa Press

La compañía del bailarín y coreógrafo aragonés Víctor Ullate ha cumplido este año 30 años de existencia y ahora, cuando su fundador se plantea bajar el ritmo y tomarse su tiempo, afirma que su ballet necesita "apoyo institucional" y anima al gobierno de la Comunidad de Madrid a adquirirla para evitar su declive.

"Estaría muy bien que hiciese suya la compañía, puesto que siempre ha llevado su nombre siendo una compañía privada", afirmó Ullate, en referencia al Víctor Ullate Ballet-Comunidad de Madrid.

En este sentido, adujo que la compañía tiene proyectos pero "no tiene dinero". "Nos hicieron un recorte muy grande y ese recorte nos ha hecho tener unas deudas importantes, pero eso no puede ocurrir, porque la compañía ha de tener su propia autonomía sin necesidad de que Víctor Ullate aporte cada mes y exponga su patrimonio", expuso.

Según señaló, se trata de una idea sobre la que ya ha mantenid conversaciones con el consejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos, y que espera que el nuevo Gobierno autonómico no descarte. En ese caso, adelantó que no continuaría como director artístico, ya que necesita tomarse "reposo".

"Tengo que tomar medidas drásticas", explicó Ullate, en referencia al infarto que le ha obligado a tomarse "reposo", aunque no se atrevió a confirmar su retirada. "No tomo nunca decisiones porque nunca se sabe. Un artista nunca se retira", afirmó el bailarín, quien destacó su lucha de "años" para conseguir una "cantera de bailarines" en España.

"Profesión olvidada"

Para Ullate, la danza es "una profesión olvidada" y "un área cultural de la que nadie habla". "Nadie tiene un proyecto, nadie presenta nada, se habla de todo menos de la cultura. Los políticos no piensan que es necesaria para el ser humano", se lamentó.

El coreógrafo no cree que falte público para la danza en España, una idea que ejemplificó a través de su reciente éxito en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida con ‘Antígona’, un nuevo espectaculo que ayer mismo se ponía en escena en San Lorenzo del Escorial.

Se trata de una versión libre de la obra de Sófocles, coreografiada por el propio Ullate y Eduardo Lao. La bailarina Lucía Lacarra, uno de los talentos surgidos de la escuela de danza del maestro aragonés, encarna a Antígona, la hija de Edipo, y Josué Ullate, a Hemón, hijo del rey de Tebas y prometido de Antígona.

Esta adaptación de la obra grecorromana explora, según sus creadores, "la lucha del ser humano contra su racionalidad temeraria, sus pasiones irreductibles y su naturaleza". "Nos inspiramos principalmente en el conflicto de cada figura, confiando en el poder de la danza que, como ninguna otra forma de arte, permite abrir la entrada a las esferas de las emociones universales", explicó el coreógrafo, formado en Zaragoza con María de Ávila.

"Desechar propuestas"

Por trabajos como este, a su juicio, su ballet tiene "prestigio" a nivel internacional, pero muchas veces se ve obligado a "desechar propuestas" en el extranjero por "falta de presupuesto".

Ullate envidia a casi "cualquier país de Europa" menos a España, y critica que "la danza está aquí muy dejada". En esta línea, y sobre la promesa de dotar de un teatro propio a la Compañía Nacional de Danza, que aún no se ha materializado, el bailarín envidia al Bolshoi Ballet de Moscú o al Royal Ballet d e Londres y espera que España tenga pronto "una casa de la danza". 

Etiquetas
Comentarios